Un modo efectivo de convencer a las personas que aún se resisten a vacunarse es ofrecerles datos de las consecuencias del Covid-19 entre los inmunizados y los que no lo están. Esa es la apuesta del Ministerio de Sanidad, que este martes ha ofrecido por primera vez los datos comparativos de contagios, ingresos en hospitales y UCI y de fallecimientos, en las diferentes franjas de edades. Las conclusiones reflejan que las cifras son mucho peores entre quienes aún no se han inoculado la vacuna.

La ministra, Carolina Darias, ha afirmado, este martes, en rueda de prensa, que "es fundamental seguir vacunando a ese porcentaje pequeño de personas que no se han vacunado", pero recordó que también hay que continuar poniendo "dosis de refuerzo a los grupos que se van incorporando". Como ha hecho otras veces, ha vuelto ha insistir en que “vacunar, vacunar y vacunar sigue siendo el mejor camino”. España, afortunamente juega en otra liga diferente a la del resto de Europa, donde hay países que han tenido que dar marcha atrás y volver a los confinamientos. 

Durante su reciente visita a España, el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, ha felicitado a nuestro país por su campaña de vacunación y ha pedido su colaboración para elaborar "una guía conjunta para que el resto de países puedan aprender de nuestras buenas prácticas", según han asegurado fuentes de Sanidad a El Plural. Actualmente, en España hay 37,5 millones de personas con pauta completa frente a poco menos de cuatro millones que no están vacunados.

Darias ha adelantado cifras que demuestran el efecto de las vacunas en la contención de las formas más graves del coronavirus. “Se han reducido considerablemente las hospitalizaciones y de forma muy importante la letalidad. Entramos en esta pandemia sin cartas de navegación, pero cada vez tenemos más conocimiento”, dicho. 

La ministra de Sanidad ha anunciado que la Comisión de Salud Pública ha dado luz verde a una tercera dosis de la vacuna para los mayores de 60 años y el personal sanitario, que se unirán a los 16 millones de personas que han sido consideradas prioritarias para recibir una dosis adicional, es decir,  inmunodeprimidos, ancianos de residencias, mayores de 70 años y ciudadanos a los que se les había administrado la vacuna monodosis de Janssen.  “Sabemos que transcurrido cierto tiempo, los anticuerpos neutralizantes van disminuyendo. De ahí la importancia de esas dosis de refuerzo para mantener un nivel elevado de inmunidad", ha indicado Darias. El 53% de los mayores de 70 años y casi el 14% de los vacunados con Janssen ya han recibido la dosis adicional. 

El Instituto Carlos III publicará un estudio sobre los no vacunados

Las fuentes consultadas de Sanidad recuerdan que "hay una minoría" de personas que no se han vacunado, apenas un 10%, entre los que puede haber, incluso, motivos médicos". El Instituto Carlos III hará público esta semana, precisamente, el resultado de una investigación, a partir de una encuesta, que indaga en los motivos de las personas que no se han inoculado la vacuna.

La receta de Sanidad sigue siendo vacunación y mascarillas en interiores y exteriores si no se pueden mantener las distancias. A pesar de las buenas cifras de vacunación, "no nos conformamos" porque "el alumno de un 9,5 quiere un 10", subrayan. Sobre la coordinación con las comunidades autónomas, el Ministerio asegura que "la cogobernanza" está funcionando muy bien y cada una de ellas está llevando a cabo acciones e iniciativas para acercar la vacunación a las personas. "Se está llamando desde los centros de salud a los pacientes. Hay una captación activa. En Canarias, por ejemplo, se están llevando buses a zonas turísticas y a universidades", explican las mismas fuentes.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, comparece en rueda de prensa para informar sobre la situación epidemiológica y el desarrollo de la Campaña de Vacunación. EP

La ministra de Sanidad, Carolina Darías, durante la rueda de prensa. EP

Sanidad ha decidido conjuntamente con las comunidades autónomas no endurecer las recomendaciones y elevar el nievel de contagios permitidos antes de recomendar medidas, así que se ha descartado por el momento el cierre de la hostelería a las 23 horas y del ocio nocturno a la una de la madrugada con una incidencia de entre 100 y 300 y una peor situación hospitalaria que la actual.

Los datos que invitan a vacunarse

Según los datos publicados por el Ministerio este martes, que abarcan desde el 20 de septiembre y el 14 de noviembre, la incidencia acumulada entre los no vacunados triplica la de los que sí lo están. La incidencia media entre los vacunados ha sido de 23,1 por cada 100.000 habitantes y de 64,5 entre los que no han sido inmunizados. 

En cuanto a los casos graves de coronavirus, en las ocho últimas semanas, la tasa de hospitalizados entre no vacunados de 60 a 79 años fue 17 veces mayor que entre los vacunados, mientras que en UCI ingresaron 23 veces más personas no vacunadas que vacunadas de esa edad y fallecieron 25 veces más. Las personas no vacunadas de entre 60 y 80 años tienen 25 veces más riesgo de muerte por covid que los vacunados de ese grupo de edad.

La tasa semanal de casos en los últimos dos meses entre los jóvenes vacunados de 12 a 19 años (el 84% de la población de esta edad tiene la pauta completa) es de 9,6 casos por 100.000 habitantes, mientras que entre los no vacunados de ese grupo de edad la tasa es de 59,7. En el grupo de 30 a 50 años, la incidencia también aumenta entre los no vacunados: es el doble de la registrada entre las personas que han recibido la inyección.