El sacerdote José María Gil Tamayo. EFE/Archivo El sacerdote José María Gil Tamayo. EFE/Archivo



El sacerdote José María Gil Tamayo es el nuevo secretario general de los obispos españoles para los próximos cinco años, en sustitución del obispo auxiliar de Madrid, Juan Antonio Martínez Camino, han anunciado fuentes de la Conferencia Episcopal. Dentro de la terna propuesta por la Comisión Permanente a la Asamblea Plenaria también estaban el obispo de Guadix-Baza (Granada), Ginés García Beltrán, y el obispo auxiliar de Madrid, César Franco.

¿Portavoz también?
De momento, las fuentes esclesiásticas sólo han confirmado el nombramiento como secretario general y se mantiene la incógnita de si también ejercerá como portavoz, tal y como ha venido haciendo su predecesor en el cargo. Será él mismo quien decida si lo asume como Camino o, por el contrario, se nombra a otra persona, tal y como está previsto en los estatutos.

Según ha explicado el jefe de comunicación de la Conferencia Episcopal, Isidro Catela, corresponde al nuevo secretario general hacer su propuesta a la Asamblea Plenaria y a ésta aprobarla.

Hombre de Lombardi y el Papa Francisco
Gil Tamayo, párroco de la Iglesia San Juan Bautista de Badajoz, es licenciado en Ciencias de la Información y miembro del principal organismo vaticano relacionado con los medios de comunicación. Hombre de confianza del padre Federico Lombardi -portavoz de la Santa Sede-, quien le nombró para ejercer esta tarea de información en español con los medios durante el cónclave del que salió elegido el cardenal Bergoglio.

El nuevo secretario general ha obtenido el respaldo de 48, de los 79 miembros de la Asamblea Plenaria con derecho a voto. Los otros dos candidatos que optaban en la terna prevista han obtenido 17 votos el obispo de Guadix-Baza Ginés García, y 12 votos el obispo auxiliar de Madrid César Franco, a los que hay que sumar otros dos emitidos en blanco.

Un párroco extremeño en la jerarquía católica
El presidente de la CEE y cardenal Antonio María Rouco Varela ha comunicado por teléfono a Gil Tamayo su nombramiento, quien lo ha aceptado y se convertirá en el noveno secretario general en la historia. El nuevo secretario general no estaba dentro de la reunión de la Asamblea Plenaria porque al ser un sacerdote no es miembro de este máximo órgano y se encontraba en su parroquia de Badajoz junto a su madre, que estaba muy emocionada y ha roto a llorar. Gil Tamayo ha trasmitido un saludo y ha pedido esperar hasta mañana, a las doce del mediodía, para comparecer ante los medios de comunicación, una vez formalizada su aceptación en la Asamblea.

Renovación de Rouco
Con este nombramiento se abre el proceso de renovación en la iglesia española, que se completará en marzo con la elección del nuevo presidente de los obispos, después de que el cardenal Antonio María Rouco Varela haya cumplido los dos trienios máximos permitidos al frente de la Conferencia Episcopal Española (CEE).