[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"41011","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-372013","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"370","alt":"El profesor de epidemiolog\u00eda David Heymann (i) y la directora general de la Organizaci\u00f3n Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan (d), intervienen durante una rueda de prensa tras la primera reuni\u00f3n del Comit\u00e9 de Emergencia de la OMS en relaci\u00f3n al virus del Zika, en la sede de la Organizaci\u00f3n Mundial de la Salud en Ginebra, Suiza, hoy, 1 de febrero de 2016. EFE"}}]] El profesor de epidemiología David Heymann (i) y la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan (d), intervienen durante una rueda de prensa tras la primera reunión del Comité de Emergencia de la OMS en relación al virus del Zika, en la sede de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra, Suiza, hoy, 1 de febrero de 2016. EFE



El Comité de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado este lunes que declara como emergencia sanitaria de alcance internacional los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos aparecidos en Brasil.

La OMS ha querido dejar claro que, en si mismo, el virus del zika no puede ser considerado como alerta sanitaria internacional porque no se ha podido demostrar la relación entre dichos casos de microcefalia y el virus que se trasmite por un mosquito. Así lo ha anunciado en rueda de prensa la directora general de la institución, Margaret Chan, quien ha declarado: "Los casos de microcefalia y otros desórdenes neurológicos por sí mismos, por su gravedad y por la carga que conllevan para las familias, constituyen una amenaza en sí, y por eso he aceptado la recomendación del Comité".

"La relación causal entre el virus del zika y los casos de malformaciones no ha sido aún probada científicamente", ha explicado Chan, aclarando que uno de los objetivos de haber declarado la emergencia es acelerar los estudios para poder establecer esa posible vinculación.

"El zika por sí solo no es una emergencia internacional", ha subrayado también reiteradamente el director de emergencias de la OMS, Bruce Aylward. "Lo que es una amenaza -y por eso una emergencia internacional- son los dos grupos de casos de microcefalia en Brasil actualmente y los que ocurrieron en la Polinesia Francesa en 2013 y 2014", dijo a su vez el presidente del Comité de Emergencias, David Heymann.

En 2013 hubo en ese territorio francés una epidemia de virus del zika, pero como en el 75 % de los casos la dolencia es asintomática y en el resto los efectos son leves, la comunidad internacional no le dio la mayor importancia. Durante esa epidemia se dieron casos de microcefalia, de desórdenes neurológicos y de casos de bebés nacidos con el síndrome de Guillain-Barré, una condición que ataca el sistema inmunitario y el sistema nervioso y a veces causa parálisis.

Sin embargo, en aquel momento las autoridades sanitarias no vieron el posible vínculo entre la epidemia de zika y los casos de malformaciones en recién nacidos. Ahora la OMS está investigando retrospectivamente estos casos para ver si puede establecer dicho vínculo.

"No hemos podido establecer la relación directa entre el virus del zika y los casos de microcefalia y desórdenes neurológicos ni en Brasil ni en la Polinesia. Eso es lo que debemos investigar. Pero los casos de malformaciones son tan graves que hemos decidido declararlos una emergencia", ha agregado Heymann. El experto, además, ha dicho que "el hecho que se esté expandiendo es otro de los argumentos para declarar la emergencia".

Consultado Aylward sobre está "expansión" y el hecho de que la propia Chan dijera que estas malformaciones suponen "una amenaza para el resto de la población mundial", el director de emergencias respondió que la OMS "teme" que estas dolencias puedan "extenderse a otros lugares".