Tras la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, se está trabajando para conseguir el organigrama del ejecutivo con todos los ministerios compuestos.

Entre todos ellos, el secretario general del PSOE, junto Unidas Podemos tras sus acuerdos, han ofrecido el puesto de ministra de Igualdad a Irene Montero

La idea es suprimir la reforma realizada por el Partido Popular en la cual se sacó una nueva ley del aborto, en el año 2010. En ella, los menores no podían abortar sin permisos paternales. 

Pues bien, la primera medida de Irene Montero como ministra de Igualdad será derogar esa ley y proponer una nueva en la que las menores no necesitarán de sus padres para poder abortar libremente. Todas las jóvenes que se encuentren entre los 16 y 17 años, siempre que aleguen que contar con sus padres empeoraría la convivencia o habría algún problema grave

Normalmente el mayor inconveniente es ese, como por ejemplo, ha ocurrido en el caso la madre que arrojó su bebé al río. La cuál solicitó ayudas para perderlo y por culpa de la ley promovida durante el Gobierno de Mariano Rajoy, fue obviada. Algo que, con esta nueva norma, no ocurriría.

Los progenitores podrán ser informados, siempre y cuando, las jóvenes así lo deseen, pero si supone un conflicto grave, no serán avisados.