Ahora que el Aquarius ya ha llegado a España y que los 630 refugiados ya han formalizado su petición de asilo en el país, parece que son muchas las dudas que surgen en cuanto a la definición de términos como migrante, inmigrante y emigrante.

Para aclararlo, el escritor y académico Arturo Pérez-Reverte ha salido al recate para, de paso, dejar caer que los medios de comunicación no saben usar adecuadamente los términos.

El medio elegido ha sido su cuenta de Twitter. La forma: unos mensajes que usuarios han calificado como demasiado impersonales y académicos, sobre todo si se tiene en cuenta que en esta nueva crisis humanitaria con refugiados han primado los sentimientos y la humanidad.

"Respondiendo a numerosas consultas sobre lo que dicen teles y diarios: escribo migrante para persona, animal o vegetal que deja su lugar habitual y se instala en otro (migraciones, migrar). Para quien llega a algún sitio, inmigrante. Para quien se va de algún sitio, emigrante", ha escrito Pérez-Reverte.

 

Tras recibir alguna que otra crítica. Reverte ha querido matizar sus palabras.

 

El matiz era aclarar que "ninguno de los tres términos puede entenderse nunca como peyorativo" porque "quienes vienen a Europa son, en efecto, migrantes" pero "para más exactitud, son emigrantes de sus países e inmigrantes aquí".