Iberia ha cancelado el vuelo Madrid-Caracas-Madrid que tenía programado para este domingo dada “la delicada situación en Venezuela y las dificultades operacionales y de seguridad”, según ha informado la aerolínea española en un comunicado.

“La compañía tiene la voluntad y disposición de retomar sus operaciones con el país. Mientras tanto, su prioridad es preservar la seguridad de sus clientes, tripulaciones y de todos los empleados que atienden sus vuelos” sostienen desde Iberia, cuyos próximos vuelos a la capital venezolana están previstos para el miércoles 2 de agosto.

A los clientes afectados por esta cancelación se les ofrecerá “la mejor alternativa de viaje posible” en otras fechas, la posibilidad de reembolso del billete o la reubicación en otras compañías. A los pasajeros que también han sido afectados se les mantendrá también el alojamiento en el hotel que tuvieran reservado.

También Air France

Iberia no es la única compañía que ha adoptado esta medida. Air France ha suspendido también sus vuelos entre París y Caracas desde mañana domingo hasta el martes próximo. En este caso, la  empresa da la opción a sus clientes de volver a reservar sin coste alguno en un vuelo posterior o de cancelar el viaje, ante lo cual otorgará un vale no reembolsable válido durante un año. 

Además, el vuelo con destino Caracas previsto para el domingo por la mañana sí partió a su hora desde el aeropuerto de Charles de Gaulle (París), convirtiéndose en el último por el momento. 

 Esta decisión de la aerolínea se produce un día después de que  compañías como Delta Airlines ya anunciaran la suspensión de su servicio con Venezuela indefinidamente a partir del 16 de septiembre, -aunque contarían con un vuelo semanal entre Atlanta y Caracas-. Avianca por ejemplo ha hecho lo mismo con sus dos vuelos diarios a Caracas desde Bogotá y Lima “debito a limitaciones operativas y de seguridad”. 

Situación en Venezuela

Venezuela celebra este domingo sus elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente, en un proceso que ha suscitado las críticas y protestas de la oposición, que ha llamado al boicot ante lo que considera “unas elecciones inconstitucionales” y que no presenta candidatos al proceso constituyente.

A lo largo de los últimos meses se han sucedido manifestaciones en el país contra la Constituyente, saldándose con un total de 109 muertos hasta la fecha. Maduro prohibió este viernes las protestas que afectasen a la celebración de las elecciones, mientras que la oposición respondió llamando a la ocupación “pacífica” de las calles venezolanas. 

Los familiares del personal de la embajada de EE.UU en Caracas han abandonado este sábado el país por orden del gobierno americano a causa de los "crímenes violentos" y la falta "generalizada de alimentos y medicinas".

En respuesta a la medida, el canciller de Venezuela, Samuel Moncada, acusó a Estados Unidos de crear deliberadamente alarma en el país con la intención de sembrar el caos.

"Si ellos evacúan a su personal como si fuera un acto de un país que está a punto de caer en el abismo, otras embajadas copian, porque dicen, algo saben los norteamericanos que nosotros no sabemos, entonces las líneas aéreas empiezan a copiar, algo saben estos diplomáticos que nosotros no sabemos", agregó el ministro venezolano.