Tras las más que polémicas declaraciones del presidente de la Corporación RTVE en la comisión mixta del Congreso, donde afirmó “yo voto al PP y seguiré votando el PP”, muchas son las voces que se han alzado pidiendo su dimisión por la defensa de la independencia de la cadena pública.

Ante estas declaraciones, el presidente del Gobierno Mariano Rajoy se verá obligado a pronunciarse ante la pregunta del líder de la oposición Pedro Sánchez en la próxima sesión de control. Hasta ahora solo había respondido ante la situación de RTVE el ministro de Hacienda Cristobal Montoro.

Acuerdo de todos los consejos
Rajoy también tendrá que pronunciarse después de que los tres Consejos Informativos se pusiesen de acuerdo en condenar las declaraciones de José Antonio Sánchez porque sus palabras “comprometen gravemente la credibilidad y la imagen de independencia a las que están obligados los Servicios Informativos de la Corporación”.