El Tribunal de Cuentas ha absuelto al exministro Alfonso Alonso, en la actualidad presidente del PP vasco, y a Javier Maroto, Vicesecretario Nacional de Acción Sectorial del PP, del pago de una multa de 393.862 euros por el llamado caso San Antonio. Los hechos ocurrieron en 2007 al Ayuntamiento de Vitoria, cuando Alonso era alcalde y Maroto el delegado de Hacienda. Ambos dieron el visto bueno a un alquiler de locales por encima del precio recomendado por los técnicos municipales.

La decisión revoca así la condena en primera instancia que recibieron del mismo tribunal por una "negligencia grave" al alquilar esos locales por un precio abusivo muy por encima del de mercado. Entonces se les consideró responsables contables directos de haber ocasionado un "perjuicio" en los fondos públicos municipales. Los dos dirigentes del PP recurrieron por sus actuaciones entendiendo que el contrato privado entraba dentro de su discrecionalidad y el informe técnico del consistorio que obviaron no era vinculante.

La ponente ministra de Aznar

El fallo del Tribunal de Cuentas, al que ha tenido acceso la Cadena SER, ha contado con la ponencia de Margarita Mariscal de Gante, exministra de Justicia con el primer gobierno de José María Aznar. Eso sí, con el voto particular en contra del presidente de la Sala, Felipe García Ortiz, el cual considera que existió infracción penal porque el contrato vulneró los principios de buena administración, recogidos en la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas.

Nuevo recurso

Ahora, el Ayuntamiento de Vitoria gobernado por el PNV en coalición con el PSE, artífices originales de la denuncia contra los dirigentes populares, tiene la posibilidad de recurrir de nuevo la sentencia, en este caso, ante el Tribunal Constitucional.

El Partido Popular, por su lado, ha manifestado su alegría con la sentencia, congratulándose de que las actuaciones de Maroto y Alonso se hicieron dentro de la legalidad.