¿Qué tiene que ocultar el expresidente de la Diputación de Segovia y actual senador del PP por esta circunscripción, Javier Santamaría, para negarse a declarar las retribuciones percibidas por Caja Segovia? Es la pregunta que se hacen los ciudadanos de la ciudad del acueducto, que no entienden cómo la mayoría de los consejeros de la entidad de ahorro han dado a conocer estos ingresos y, sin embargo, el también exalcalde de Abades y exconcejal capitalino elude esta responsabilidad acogiéndose a la normativa de protección de datos.

Retrato salarial
Javier Santamaría, destacado líder del Partido Popular, hace caso omiso de la exigencia del Banco de España que obliga a todos aquellos directivos o consejeros de los grupos de cajas rescatadas, entre las que se encuentra Caja Segovia, que recibieron parte de los 17.000 millones de euros del Fondo de Restructuración Bancaria (FROB), a hacer públicas todas las retribuciones percibidas por dichas entidades de ahorro. Incluso el todopoderoso Rodrigo Rato ha dado a conocer su sueldo; “apenas” 2,34 millones de euros.

¿Cuánto gana Santamaría en Caja Segovia?
Eso solo lo sabe la cúpula de la entidad, presidida también por el que fuera un hombre fuerte del PP, Atilano Soto, presidente de la Diputación de Segovia entre 1991 y 2003, fecha en la que cogió el testigo Javier Santamaría, que estuvo en el cargo hasta las pasadas elecciones municipales de mayo de 2011. Cargo retribuido con 72.568 euros al año. Por lo tanto, si el senador Santamaría ha contado toda la verdad en el Registro de la Cámara Alta (pinchar aquí para acceder a su declaración), donde reconoce haber percibido en 2011 un total de 102.835 euros en concento de retribuciones salariales, en Caja Segovia ha podido ganar, aproximadamente, 35.000 euros el pasado año. Unos supuestos ingresos nada desdeñables teniendo en cuenta que el senador es consejero de la entidad desde septiembre de 2007.

“Obstrucción informativa”
De ahí que el secretario general del PSOE en Segovia y diputado por esta provincia, Juan Luis Gordo, haya criticado la actitud de Javier Santamaría, que ha catalogado de “obstrucción informativa”, así como de contradicción manifiesta cuando la propia página web del Senado incluye el registro anteriormente citado. Asimismo, ha pedido que haga públicas las cuantías que ha recibido de Segovia 21.

Amparo al Banco Central Europeo
La indignación ciudadana viene reflejada en la iniciativa de UPyD, quienes dicen que no cejarán hasta que “esta nueva casta surgida en el entorno de Caja Segovia se crea intocable”, añaden sus portavoces, “actúan como los señores feudales o como los más recientes caciques franquistas”. Tanto es así, que para lograr la publicación de las prejubilaciones de la entidad, el partido que lidera Rosa Díez acudirá al Banco Central Europeo y al Defensor del Pueblo.

Ocultismo en la entidad
Pero no solo el citado senador se niega a hacer públicas las retribuciones. El ejemplo también ha sido secundado por los ex directores generales de la entidad, Manuel Escribano y Miguel Ángel Sánchez Plaza, ambos prejubilados a lo largo de 2011, así como del representante CC OO en el consejo de administración, Eduardo Aguado Pascual (pinchar aquí para ver todas las retribuciones). Todos ellos han hecho suya la “doctrina Santamaría” por la que  se acogen a la normativa de protección de datos.

Retribuciones desorbitadas
Eso sí, al menos sabemos que el presidente, Atilano Soto, ha logrado cantidades desorbitadas por su pertenencia al consejo de Bankia (89.000 euros), a las que hay que sumar otros 14.000 euros percibidos por presidir el consejo de administración de Caja Segovia. Todo ello sin contar lo que recibe como consejero de Ebro Agrícola Alimentación, Madrigal Participaciones, Confederación de Cajas de Ahorro (CECA), La Faisanera Golf SL y de Segovia 21 SA, entre otros posibles y desconocidos ingresos, apuntan desde UPyD.