El director de la Academia de Policía en octubre de 2012 y hoy director general de Justicia de la Comunidad de Madrid, Agustín Carretero, intentó sobornar a un imputado clave en el caso del espionaje madrileño para que no implicara al Gobierno autonómico. Una conversación entre Carretero y el abogado de José Manuel Pinto, reproducida este miércoles por El Mundo, pone en jaque al Ejecutivo de Ignacio González y, en particular, a su número dos, Salvador Victoria. La conversación tuvo lugar dos semanas después de que González sucediera a Esperanza Aguirre en la Presidencia de Madrid.

"¿Tú crees que si lo llama Salvador Victoria lo puede parar?"
La grabación de la charla que mantuvieron Carretero y el abogado desvela que aquel hablaba como mensajero de Salvador Victoria y que éste estaba dispuesto a  contactar directamente con Pinto y ofrecerle un nuevo puesto de trabajo como coordinador de defensa personal, con un sueldo de 2.200 euros al mes, el doble de lo que ganaba .

“¿Tú crees que si lo llama Salvador Victoria lo puede parar o ya ni de coña?”, pregunta Carretero al abogado Ramón González Bosch. ‘¿En qué sentido le puede parar?’, le pide precisar el abogado. A lo que Carretero responde: “Parar en el sentido de decir: ‘Oye, tu tema laboral, si es lo que te está acuciando, si es lo que te está haciendo ahora que estés hasta los huevos, saltar y todo eso’, ¿no?… Pues eso es”.
A. Carretero.- De todas formas, este tío es consciente de que, si pega el bombazo, es consciente de que la posibilidad de reintegrarse en condiciones normales se va a tomar por el culo, ¿no?

R. González Bosch.- Si gana 1.100 euros.

A.C.- Joder, cómo va a ganar 1.100 euros.

R.G.B.- Él no espera nada de nadie. Nadie se le ha acercado para nada, vaya...

A.C.- No se cree ya nada de nadie...

R.G.B.- No se lo cree, le han dicho tantas veces que ya, que no se lo cree ya.

A.C.- Está muy hecho polvo, ¿no? Está psicológicamente muy hecho polvo, ¿no?

R.G.B.- Mira, he estado con él esta tarde, llorando estaba.

A.C.- ¿Sí?

R.G.B.- No, joder…

A.C.- Me lo presentaste una vez aquí, en un concierto. Iba como de seguridad o así (...). Te voy a decir una cosa, Ramón. Lo de la academia iba en serio. Porque te lo digo yo. A ti no te tengo por qué mentir. Lo de la academia, lo de generar una plaza (...).

A.C.- Y este tío daba un perfil perfectamente de un coordinador con el currículum que tiene (...).

R.G.B.- ¿ Y eso cómo se compagina con lo que va a contar ahora?

A.C.- Pues eso es lo que te quiero decir, macho, lo que te quiero decir. Que se va a tomar por culo, vamos, así de claro. Tú lo ves eso también normal, ¿no, Ramón?

R.G.B.- ¿ Más aún?

A.C.- ¿Pero cómo vas a, cómo vas a sacar una plaza en un sitio que él quiere ir de la Comunidad dinamitándolo todo? Es imposible, imposible. Y aquello, aquello iba en serio, ¿eh? Porque te lo digo yo que no tengo por qué…

R.G.B.- Claro, pero todo pasaba por que se callara, ¿no?

A.C- No porque se callara, macho, joder, es que hay que emplear el sentido común, Ramón (...). No es que se callara; o sea, es que tú no le puedes ayudar a un tío que te está dinamitando la Consejería , macho.

A.C.- Sí, a Salvador. Todo el expediente y me dijo que siguiera para adelante. Estoy seguro de que el consejero, obviamente, está al tanto de que una de las plazas de creación es ésta, ¿sabes? Absolutamente seguro. Porque a éste no se le escapa ni media, ni media.

R.G.B- Hombre, es la mano derecha de Ignacio…

A.C.- Ni media se le escapa. No, yo le dije tengo que hacer un expediente de regulación de empleo que incluye todas estas cosas y me dijo sigue adelante con todo, ¿sabes? ¿Tú crees que si a lo mejor le llamara a última hora podría hacer algo? No, ¿no?

R.G.B.- ¿Quién?

A.C.- El propio Salvador.

R.G.B.- ¿ Salvador Victoria?

A.C.- Sí.

Amenaza laboral
El alto cargo de la Comunidad de Madrid advierte al abogado de Pinto que “si pega el bombazo” tiene que ser “consciente de que la posibilidad de reintegrarse en condiciones normales se va a tomar por el culo”.

Pinto no aceptó el chantaje y declaró, el 17 de octubre, que los partes de los seguimientos a los cargos del PP Alfredo Prada y Manuel Cobo realizados unos meses antes del Congreso del PP de 2008 en Valencia, en medio de la guerra interna por el liderazgo del partido, fueron elaborados por el entonces número dos del equipo de Seguridad de la Comunidad de Madrid Miguel Castaño, de esta manera quedó implicado el Gobierno autonómico.

El nombre de Victoria aparece en la trama Púnica
Carretero fue ascendido a director general de Justicia por Salvador Victoria tras el cierre de la Academia de Policía, debido a los recortes. El número dos de Ignacio González vuelve a estar en el punto de mira después de que en enero su nombre fuera relacionado con la trama Púnica. Según desveló El País, Victoria forzó a la empresa tecnológica Indra, una de las principales adjudicatarias de la Comunidad de Madrid, a pagar una factura a una firma que se dedicaba a mejorar la imagen del presidente madrileño. Grabaciones telefónicas, mensajes y declaraciones de imputados en la operación Púnica apuntaron al consejero de Presidencia.

Victoria habría instado a reclamar a Indra que saldara una deuda de 10.000 euros de la Comunidad de Madrid con la empresa Eico Online Reputation Management, S.L., administrada por el empresario Alejandro de Pedro Llorca, uno de los 35 detenidos en la operación Púnica.