Prácticamente a modo de despedida, el juez Pablo Ruz ha emitido un auto en el que imputa en el Caso Gürtel al exjefe de prensa de Javier Arenas, Isidro Cuberos, y a dos técnicos municipales de Jerez de la Frontera por los contratos irregulares del Ayuntamiento con la trama de Francisco Correa para montar el stand de la localidad en Fitur 2004. La resolución viene después de que la Intervención General del Estado acusase al Ayuntamiento del PP de haber adjudicado a la red corrupta hasta 355.000 euros de manera ilícita.

El auto, al que ha accedido ELPLURAL.COM, tiene apenas cinco páginas, pero bastantes imputados por un delito continuado de prevaricación. Así, los mencionados son Francisco Correa, Pablo Crespo, Isabel Jordán y Javier Nombela como responsables y trabajadores de las empresas de Gürtel, que tendrán que acudir al juzgado el próximo 29 de abril. Antes, el día 28, están citados como imputados José Agüera González, director entonces del Instituto de Promoción y Desarrollo de la ciudad de Jerez (de donde surgió el contrato) y a la técnica Lourdes Montenegro, que habría participado en la elaboración de los falsos expedientes con que se intentó justificar a posteriori la contratación de la trama.

Jefe de prensa de Arenas
Pero, sin duda, el imputado de más renombres es Isidro Cuberos, histórico jefe de prensa de Javier Arenas y actual consejero del PP en el Consejo Audiovisual de Andalucía, a quien el juez acusa de "haber realizado tareas de intermediación entre el órgano municipal y la adjudicataria antes, durante y después de la tramitación del expediente y en el cobro de las facturas a cambio de una comisión".

Alcaldesa y aforada
Quien, de momento, se libra es la alcaldesa del PP, María José García Pelayo, gracias a su también condición de senadora. Dado que es aforada, tendría que ser el Tribunal Supremo quien le imputase, lo que obligaría a Ruz a inhibirse en este órgano y dejar el caso. Por esa misma razón, el magistrado ni siquiera llama como testigo a la regidora, para evitar que pueda evidenciarse indicios contra ella y se le acuse de haber prevaricado por no haber abandonado el caso.

Seis irregularidades
El auto sigue el criterio del fiscal, que también había pedido estas imputaciones en un auto del día 25 de marzo, y señala hasta seis posible irregularidades del Ayuntamiento para contratar a la Gürtel. Estas serían el uso indebido del procedimiento de urgencia para contratar a la trama, la toma de decisiones por organismos no competentes para ello, la participación de los empleados de Correa en la redacción de las cláusulas de la contratación, la incorporación de documentos al expediente en fechas posteriores a las oficiales, la ejecución de contratos sin las garantías obligatorias y la modificación de facturas incumpliendo las condiciones de contratación.