Abrazos, lágrimas de alegría, emoción y sentimientos han sido los signos que han representado a los socialistas andaluces en su Congreso regional Extraordinario que acaba de clausurar Alfredo Pérez Rubalcaba. Un congreso que ha ido más lejos que el propio ámbito territorial del Sur.  Vitaminas para el PSOE federal e inyección de moral para el resto de federaciones regionales.


Relevantes figuras del socialismo español presentes en Granada
De hecho han estado presentes en el auditorio del Palacio de Congresos de Granada líderes socialistas de toda España que querían contaminarse de la explosión de júbilo del evento organizado por el PSOE-A. Desde Pere Navarro al asturiano Javier Fernández o el toledano Emiliano Garcia-Page pasando por Carme Chacón y el madrileño Tomás Gómez, Eduardo Madina o el valenciano Ximo Puig. Muchos de ellos aspirantes a llegar en su comunidad autónoma tan lejos como ha llegado Susana Díaz. Unos se quedarán en el camino pero otros probablemente lo conseguirán. Y para ello estaban tal vez en Granada, para conocer como se ha fabricado el "efecto Susana" y para ser testigo de la "Reconquista" socialista desde Granada como lo ha denominado García-Page.


Rubalcaba siente el cariño socialista y elogia el "poderío" de Díaz
Con este ambiente el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha sentido cómodo en su momento de clausura ante 2.500 militantes, simpatizantes y colectivos que supuraban alegría y satisfacción por sus poros. Ha dicho que Susana Díaz no es que tenga poder, es que tiene "poderío". Rubalcaba ha sentido también el cariño de los socialistas andaluces, que aunque autónomos en su hoja de ruta, son leales con quien legítimamente eligió el Congreso federal para liderar este proceso. Por ello Rubalcaba ha asegurado con voz de sinceridad que el partido "sale más fuerte" en toda España del congreso regional extraordinario del PSOE-A que ha aupado a Susana Díaz a la Secretaría General, a la que ha resumido en una sola palabra, "poderío".


No comenta lo de la "generación tapón"
Rubalcaba se ha pronunciado de este modo ante el plenario antes de que Susana Díaz clausure el cónclave con una intervención en la que no ha hecho referencia alguna a las primarias ni a la advertencia del presidente del partido, José Antonio Griñán, sobre el riesgo de que una generación "sea un tapón para la siguiente" dentro del partido.

Guiños al PSC y al PSOE-A
Rubalcaba ha tenido palabras de reconocimiento hacia el PSC y el PSOE-A. "Hemos hecho dos semanas muy buenas, primero definimos nuestro proyecto político, después reafirmamos con el PSC nuestro proyecto compartido y finalmente hemos hecho un congreso en Andalucía para salir más fuerte y más unido", ha afirmado el líder socialista, lo que le ha servido para reiterar el mensaje de que "el PSOE ha vuelto" con que cerró la Conferencia Política.

"Vuestra fuerza es nuestra fuerza"
Rubalcaba ha querido dejar claro que todos los socialistas españoles "reafirmamos nuestra confianza plena en vosotros porque lo habéis merecido" y les ha pedido que "no lo olvidéis nunca porque vuestra fuerza es nuestra fuerza, y por eso digo que salimos más fuertes" de este cónclave celebrada en Granada.

Los ministros andaluces del PP: "De la reforma laboral a la manteca colorá"
Pero el discurso en clave interna no ha obviado el ataque al PP. Rubalcaba ha dicho en tono muy duro que se ha demostardo esta semana que el PP no solo tenía financiación "B" sino también un programa electoral "B". También ha comparado a los ministros andaluces del PP con los que tuvo el PSOE. Unos, los socialistas, lucharon por el bienestar social y la igualdad. En cambio los del PP son Báñez, "la de la reforma laboral"; Montoro, "el de la amnistía fiscal" y Arias Cañete "el de la manteca colorá", ha afirmado el cántabro ante el regocijo de los asistentes.