El secretario general del PSPV, Ximo Puig (d), junto al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (i), momentos antes de su intervención hoy en un desayuno informativo organizado en Madrid por el Fórum Europa. EFE El secretario general del PSPV, Ximo Puig (d), junto al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (i), momentos antes de su intervención hoy en un desayuno informativo organizado en Madrid por el Fórum Europa. EFE



El PSOE volverá a gobernar en Valencia
El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy, en la presentación de un desayuno informativo del secretario general del PSPV, Ximo Puig, que la reconquista del gobierno para los socialistas comenzará en la Comunidad Valenciana. Rubalcaba, que se ha referido a Puig como un político "de consenso" y una persona "de fiar", ha argumentado que la valenciana es la comunidad en la que "todo comenzó" y en la que "todo va a seguir comenzando", en la que el PSOE "volverá a gobernar" y "gobernará para todos los valencianos".

Un gobierno de corruptos que tuvo que dimitir
A este respecto, ha señalado que en la Comunidad Valenciana empezó la privatización de los servicios públicos, ha comenzado el cierre de las televisiones y se produjo la "salida de un gobierno corrupto que ha destrozado la comunidad, porque se ha pasado años buscando todo tipo de facturas de trajes y eventos, y mientras buscaban las facturas se olvidaban de sus ciudadanos".

Carlos Fabra, ese "hombre al que no se ha hecho justicia"
Tras recordar que Ximo Puig dejó en 2011 la alcaldía de Morella tras 17 años en el cargo para ir en la lista de Castellón en las generales, porque él se lo pidió, Rubalcaba ha bromeado con el aeropuerto que allí construyó el expresidente de la Diputación Carlos Fabra, "un hombre al que no se ha hecho justicia". "Se dice mucho de él que hizo un aeropuerto que no funciona, pero es un aeropuerto que no tiene retrasos, que no contamina, en el que no se pierden las maletas", ha ironizado en un acto al que han asistido el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, entre otros numerosos dirigentes del partido.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (de pie-i), saluda a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a su llegada al desayuno informativo organizado en Madrid por el Fórum Europa en el que ha intervenido hoy el secretario general del PSPV, Ximo Puig. EFE El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba (de pie-i), saluda a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a su llegada al desayuno informativo organizado en Madrid por el Fórum Europa en el que ha intervenido hoy el secretario general del PSPV, Ximo Puig. EFE



Puig, un hombre de confianza
Tras recalcar que el secretario general de los socialistas valencianos es una persona en la que él "siempre" ha confiado, ha recordado que es periodista de profesión y le ha dedicado una anécdota del torero Juan Belmonte, al que en una corrida una señora le preguntó qué hacia en la presidencia de la plaza como gobernador civil el que había sido su picador y Belmonte contestó: "pues ya ve, señora, degenerando". "Seguro que tu alma de periodista ha sentido dolor con la ignominia de la televisión valenciana", le ha dicho Rubalcaba a Puig, al que ha elogiado también por haber convertido Morella en una "ciudad atractiva".

En alusión a la presencia de numerosos cargos socialistas de toda España para apoyarle hoy en Madrid, Rubalcaba ha apuntado que todos querían enviar el "mensaje colectivo" a los valencianos de "apoyo en un momento duro, porque lo están pasando injustamente mal" y porque, a su juicio, se está proyectando una "imagen injusta" de esa comunidad, "que son gente emprendedora, trabajadora y exportadora". Además, ha sostenido que "para que España se recupere se necesita una Comunidad Valenciana recuperada".

Puig reclama elecciones anticipadas
Por su parte, Ximo Puig, el secretario general del PSPV, reclamó elecciones anticipadas en su comunidad para salir del "atasco monumental" en el que están inmersos y por la necesidad urgente de "cambio" y de "alternancia higiénica". En su opinión los comicios deberían coincidir con las elecciones europeas. Puig ha apostado por hacer los "Pactos de la Generalitat" como en su día se hicieron los de la Moncloa.

A juicio de Puig "lo único que cuadra es trabajar por un futuro distinto" y aunque ha comentado que quizás habrá menos recursos, ha señalado, que "habrá mucho margen para hacer las cosas mejor, de forma nueva" porque la Comunidad Valenciana "lo tiene todo para dar la vuelta a esta situación". Para ello, Puig se ha comprometido a "unir a todos los valencianos" para salir de una situación a la que "nunca" hubieran tenido que llegar, y ha apostado por "combatir la desafección" hacia la clase política, "apostar por la economía real" y "la reindustrialización".