El obispo de Alcalá, Juan Antonio Reig Pla, vuelve a la carga contra la homosexualidad, esta vez en una carta pastoral en la que defiende una selección “rigurosa” de los sacerdotes, catequistas y profesores de religión para impedir la ordenación de “personas no aptas”, en particular “candidatos con atracción sexual hacia el mismo sexo (AMS)”.

Sus ataques reiterados a los gais y a las mujeres
Reig Pla ha estado en medio de la polémica en varias ocasiones por su cruzada contra los homosexuales y, también, contra las mujeres. Un comentario del obispo sobre lo que consideró el “feminismo ideológico” y sus efectos sobre el “proceso de deconstrucción de la persona”, hace ya un año, del que informó ELPLURAL.COM, levantó una repulsa generalizada en las redes sociales, donde, sólo en Facebook la noticia ha sido vista por más 1.300.000 personas.

Los ataques de Reig Pla contra los homosexuales (a los que ha propuesto “curar") han sido reiterados y notorios. En homilías emitidas por TVE, el obispo ha equiparado la homosexualidad con “la prostitución y la corrupción” y ha considerado que el matrimonio homosexual “oscurece” España.

"La AMS"
Reig Pla vuelve ahora a situarse en el ojo del huracán con su nuevo ataque a los homosexuales en su carta pastoral referida a los abusos sexuales en la Iglesia. Al respecto, el obispo de Alcalá de Henares propone una serie de medidas “preventivas”, entre las que considera “muy importante impedir, como exige la Iglesia, la ordenación de candidatos con atracción sexual hacia el mismo sexo (AMS)”.

“La ordenación al diaconado o al presbiterado de varones con AMS es absolutamente desaconsejable e imprudente y, desde el punto de vista pastoral, muy arriesgada”, subraya el obispo.

Para defender su recomendación, Reig Pla cita datos “de la Santa Sede, de 14 de abril de 2010”, según los cuales “un 10% de los casos de abusos por parte de sacerdotes son ‘pederastia en sentido estricto’ y un 90% son ‘efebofilia’, es decir contra los adolescentes, de los cuales ‘cerca del 60% se cometen contra individuos del mismo sexo y el 30% son de carácter heterosexual’”.

Pseudopsicólogos neohomófobos
Como era de esperar, desde el colectivo gay se ha criticado el texto de Reig Pla por la “asociación errónea que hace de homosexualidad con pederastia”, que tiene como fin “su cruzada contra los homosexuales en el seno de la Iglesia Católica con la excusa de acabar con los abusos sexuales a menores”. "Para el prelado, la inmensa mayoría de los pederastas son homosexuales, y su solución es empezar una cacería de homosexuales en seminarios, catequesis y parroquias. Además emplea el nuevo neologismo de 'Atracción Sexual hacia el Mismo Sexo' (AMS) inventado por los pseudopsicólogos neohomófobos para no mencionar la homosexualidad, y considerarla como un nuevo síndrome psicológico de conducta anormal similar a una enfermedad mental que pueden tratar y 'curar'", ha denunciado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS en un comunicado.

"La mayoría son heterosexuales"
Ramírez recuerda que los estudios científicos contrastados “afirman que la mayoría de pederastas y abusadores sexuales son heterosexuales” y advierte de que con la “caza de homosexuales”, el obispo sólo “conseguirá aumentar lo que pretende combatir”, ya que “es precisamente por la presión de la sociedad que muchos homosexuales entran al sacerdocio” y “por la obsesión casi enfermiza de la homosexualidad en la Iglesia” estas personas “mantienen oculta su inclinación homosexual produciendo a veces trastornos psicológicos que derivan en abusos sexuales a menores".

Los ataques de Reig Pla contra los homosexuales (a los que ha propuesto “curar) han sido reiterados y notorios. En homilías emitidas por TVE, el obispo ha equiparado la homosexualidad con “la prostitución y la corrupción” y ha considerado que el matrimonio homosexual “oscurece” España.