Los Mossos d'Esquadra han vinculado el atentado terrorista cometido este jueves en la Rambla de Barcelona con la explosión ocurrida anoche en una casa de Alcanar (Tarragona), a consecuencia de la cual falleció una persona cuando manipulaba unas bombonas de gas. Inicialmente se informó de que había en la vivienda un laboratorio de droga. Posteriormente, se produjo una segunda explosión en la que varios agentes de los Mossos d'Esquadra resultaron heridos, uno de ellos de carácter leve.

Ha sido precisamente en Alcanar donde se ha producido la detención de uno de los dos sospechosos, según ha informado el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. El segundo arresto se ha realizado en Ripoll (Girona).

En la explosión también resultó herido un hombre de origen magrebí que fue salvado de los escombros por los Bomberos. Los investigadores piensan que puede tener algún tipo de relación con los autores del atentado y esperan interrogarle en las próximas horas. "Puede ser crucial para indicar cuánta gente había y qué se estaba haciendo, para no seguir buscando a ciegas".

Como consecuencia de la explosión de este miércoles, una persona, aún por identificar, resultó muerta, y los Mossos presuponen el hallazgo de una segunda víctima mortal, ya que se han encontrado más restos biológicos humanos. En esta primera explosión, una persona, este hombre de origen magrebí, resultó herido grave, y 6 personas más de carácter leve.