La guerra de sucesión por ocupar la Presidencia Nacional del PP ya está aquí. Desde que Rajoy dimitiera de sus cargos dentro y fuera del PP tras la moción de censura  y “volviera” a su puesto de Registrador en Santa Pola, en propiedad y en servicios especiales desde 1989, los clanes y las famiglias genovesas han comenzado hacer apuestas por quién de los candidatos puede acabar en la planta 7ª de la sede de Génova 13.

Sobre el proceso de elección que han puesto en marcha los organizadores en este enlace podéis encontrar material de lectura suficiente para discutir con propiedad. En esta primera entrega vamos a intentar establecer algunas comparaciones odiosas y oficiosas entre los diferentes candidatos. Es decir, Cospedal García, Casado Blanco, Sáenz de Santamaría y García Margallo. Sobre los otros “2 monosabios” nada que decir. Aquí os va sin orden ni concierto algunas de estas comparaciones:

Fecha de afiliación al PP. Por edad, aunque no solo, figura en primer lugar García Margallo que tras un periplo por otras fuerzas conservadores acabó recalando en Alianza Popular tras absorber en 1987 al Partido Demócrata Popular (PDP) del que había sido diputado. Le sigue en antigüedad Cospedal que aunque no se dispone de la fecha exacta de su afiliación si se sabe que colaboró durante un tiempo con el Partido Reformista liderado por Miguel Roca para despues formalizar su ingreso en PP coincidiendo probablemente con su primer nombramiento como asesora del Ministro Javier Arenas (1996). En el caso de Pablo Casado sus primeros pasos los da en Nuevas Generaciones de Madrid en la que se afilió en el año 2000.  La más novata que no la más joven, es Sáenz de Santamaría cuya afiliación es inmediatamente anterior a su elección como diputada por Madrid (2004).

Católicos, apostólicos y romanos. En este capitulo no hay diferencias que señalar. Pero sin duda, es García Margallo el que mejor representa las esencias dentro de la corrientes más tradicionales  de la derecha genovesa. Los 4 mantienen unas esplendidas relaciones con la Conferencia Episcopal de turno. Mención especial merece Pablo Casado y sus vínculos con el Estado de Israel a través de la “Fundación Friends of Israel Initiative”  entre cuyos fundadores se encuentra José María Aznar.

Estado civil. Hay de todo un poco. Desde un candidato que años despues de casarse anuló su matrimonio católico para años después casarse nuevamente (García Margallo); una casada por lo civil (Sáenz de Santamaría), una divorciada que volvió a casarse por lo civil (Cospedal) y el último, casado por el mismísimo obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante (Casado).

Régimen matrimonial. Nada de gananciales. Los 4 tienen separación de bienes. Cospedal está casada con el empresario Ignacio López del Hierro ; García Margallo con Isabel Barreiro,  Casado con Isabel Torres Orts y Sáenz de Santamaría con Iván de la Rosa.

Bienes inmuebles. Sin entrar en detalles ya que los mismos podéis encontrarlos en sus biografías no oficiales, todos son propietarios de algún que otro piso, apartamento o incluso de un Cigarral. García Margallo acumula 3 pisos + 1 yate. Casado un piso en una zona noble de Madrid. Sáenz de Santamaría, un chalet también en un zona exclusiva de la capital y un apartamento para alquilar. Y por último el caso de Cospedal es peculiar. Además de un piso de alto standing en el centro de Madrid, posee el 50% de un magnifico cigarral toledano donado por una sociedad cuyo administrador único resulta ser su marido.

Deudas reconocidas. Margallo declara un préstamo hipotecario, sin precisar con que entidad. Lo mismo sucede con Casado que también tiene pendiente de pagar un importante préstamo hipotecario y del que tampoco aporta ni condiciones ni entidad. La ex Vicepresidenta Sáenz de Santamaría es la única que pone nombre a los bancos que le han prestado dinero para comprar sus dos inmuebles. Cospedal declara no tener ningún crédito.

Sueldos. Los 4 son diputados aunque por el momento con diferentes responsabilidades y retribuciones. Margallo, diputado por Alicante,  preside la Comisión Mixta de Seguridad Nacional lo que significa unos 80 mil € brutos anuales de los que 25 están exentos de tributar. Además cobra cantidades indeterminadas como pensionista del Parlamento Europeo y/o Fondo Pensiones de ese mismo Parlamento. Casado, diputado por Ávila, es Vicepresidente Primero de la Comisión Mixta para la Unión Europea lo que también le sitúa en la banda de los 80 mil  brutos anuales. Cospedal, tras cesar como Ministra es por el momento diputada rasa por Toledo lo que supone unos 60 mil € brutos anuales. Y por último Sáenz de Santamaría, también diputada rasa por Madrid que la sitúa en la banda baja , aproximadamente 50 mil € brutos anuales.

Sobresueldos en A.
Que tengamos constancia 3 los han cobrado con frecuencia. Las cifras sitúan a Sáenz de Santamaría en primer lugar, seguida muy de cerca por Cospedal y cerrando el pelotón, Casado. El único que queda fuera de este apartado, probablemente muy a su pesar, es Margallo  que a cambio como hemos dicho compatibiliza su sueldo como diputado con ingresos relacionados son su etapa como eurodiputado.

Sobresueldos en B. Una vez constatada su existencia por el tribunal que dictó la sentencia de la Audiencia Nacional sobre la “Primera Época de Gürtel” , solo Cospedal figura como perceptora en los denominados “Papeles de Bárcenas”. Como es obvio la aludida lo niega.

Estudios. Todos son universitarios. 3 han estudiado en centros privados religiosos: Cospedal en el CEU, centro perteneciente la Asociación de Propagandistas Católicos; García Margallo en Deusto cuyos propietarios son Jesuitas y por último, Casado que estudió a medias entre jesuitas y marianistas. La única que ha estudiado en una universidad pública es Sáenz de Santamaría.

Profesión. De los 4, tres son funcionarios. Margallo está jubilado como Inspector de Hacienda. Cospedal y Sáenz de Santamaría, abogadas del Estado en servicios especiales por cargo público, una desde 1996 y otra desde el 2004 mientras que Pablo Casado, salvo 2 meses que dice que trabajó en el sector privado (Banco de Santander en Ginebra), ha ocupado cargos públicos desde los 24 años.

En próximas entregas un repaso a sus colaboradores, sus apoyos mediáticos y financieros.