[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"27512","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-215249","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"800","height":"533","alt":"Trabajadores de Radio Televisi\u00f3n Valenciana (RTVV) en el plat\u00f3 de informativos junto a representantes de los partidos de la oposici\u00f3n y la presidenta de la Asociaci\u00f3n Victimas del Metro, Beatriz garrote (6d), a la espera de que se produzca la suspensi\u00f3n de la se\u00f1al de Canal 9. EFE"}}]] Trabajadores de Radio Televisión Valenciana (RTVV) en el plató de informativos junto a representantes de los partidos de la oposición y la presidenta de la Asociación Victimas del Metro, Beatriz Garrote (6d), momentos antes del cierre de Canal 9.  Era la primera vez que Garrote pisaba la cadena públicaEFE



La Generalitat valenciana ha defendido su gestión del caso de Metro Valencia ante el Parlamento Europeo, donde le ha denunciado la asociación de víctimas, con un informe en el que mantiene que el accidente se debió exclusivamente al exceso de velocidad del tren y que, al contrario de lo que denuncia la asociación, no vulneró derechos al “censurar y manipular” la información que Radio Televisión de Valencia ofreció sobre el accidente.

Defiende que el tratamiento informativo en RTVV fue adecuado
En un escrito de 52 páginas, al que ha tenido acceso el diario Levante, la Generalitat se apoya en “tres resoluciones judiciales que concluyen que la causa del accidente fue el exceso de velocidad (80 km/h donde sólo se permitía circular a 40 km/h) y que los sistemas de seguridad existente funcionaron correctamente”, y que “el tren en cuestión no presentaba ningún problema que pudiera haber reducido la seguridad circulatoria”.

Frente a la solicitud por parte de las víctimas de que el Parlamento Europeo investigue si se vulneraron derechos por parte de las autoridades públicas al “censurar y manipular” la información que Radio Televisión Valenciana ofreció sobre el accidente, la Generalitat defiende que el tratamiento informativo fue suficientemente adecuado.

Asegura que se dio espacio a la oposición
El Gobierno de Fabra afirma en su escrito que en los archivos de la extinta televisión valenciana “hay 316 documentos etiquetados como accidente de metro", de los cuales 306 hacen referencia a la línea 1 de metro en accidente”. Según el informe, durante los tres primeros días, Canal 9 y Punt 2 “dedicaron alrededor de 30 horas de programación en directo para mantener a la audiencia informada sobre el accidente” y añade que RTVV “reaccionó de inmediato y transmitió la información oficial a cada momento”. Además, asegura que en las noticias sobre este asunto se dio espacio a “reacciones de todos los partidos políticos de la oposición”.

Un trabajador de Canal 9 denunció que las órdenes venían del Consell
La defensa de la Generalitat no se sustenta, ya que desde la misma televisión valenciana se denunció que no se dio un tratamiento adecuado desde el inicio por decisiones de la dirección de la cadena. Frederic Ferri, editor de informativos de Canal 9 y luego presentador de 'Nou24' afirmó que si Canal 9 no cortó su programación tras el accidente y “no hizo un despliegue que perfectamente podía hacer porque tienen los medios, los profesionales y estaban en la misma ciudad, si no compitió con las otras cadenas que sí estaban en directo en el sitio donde se produjo el accidente, fue porque había una decisión desde la línea editorial y desde la dirección de la casa de no interrumpir esa programación". Sus declaraciones fueron recogidas en un documental de la asociación de víctimas sobre lo ocurrido, bajo el título La estrategia del silencio, emitido en 2013.

El documental recuperó un reportaje que hizo Canal 9 desde uno de los convoys del metro de Valencia, tres días después del accidente, junto a los cargos de seguridad de Ferrocarrils. Canal 9 resaltaba la versión de que el accidente había sido "una combinación de factores imprevisibles que sólo pasa una vez en la vida". En el documental de la asociación de víctimas Frederic Ferri dijo que el jefe de informativos entonces, Lluís Motes sólo “cumplía órdenes".

"Era la cabeza visible, pero tenía muchos puntales, muchas personas por debajo de él que iban ejecutando cada una de las piezas para que todo saliera conforme salió de perfecto y yo era una de esas personas. Pero si llega la orden, por ejemplo, de que no hay que dar la cifra de muertos, eso le llega a él, porque lo han mandado desde dirección y en dirección ha venido la orden de Presidencia, de Nuria Romeral (exjefa de prensa de Francisco Camps, exsecretaria autonómica de Comunicación y después directora de Radio 9)".

La presidenta de las víctimas nunca fue invitada por la cadena
Hay que recordar que la presidenta de la asociación de víctimas, Beatriz Garrote, pisó por primera vez un plató de Canal 9 en noviembre de 2013, cuando la ‘colaron’ en la sede de la cadena pública los propios trabajadores, durante el encierro que mantuvieron para evitar su cierre. Los profesionales de Canal 9 pidieron disculpas a Garrote por no haber estado a la altura y haberse plegado a la directriz de la dirección y de la Generalitat de intentar silenciar todo lo referido al accidente.