Lo denuncian los sindicatos; lo corrobora la oposición; lo prueban las asociaciones profesionales y lo avalan los colectivos que a diario ven mermados sus derechos: Cuenca adolece de calidad democrática, la libertad de expresión está cada día más cuestionada y los que se atreven a protestar en la calle son identificados por las Fuerzas de Seguridad del Estado e, incluso, sancionados por la Subdelegación del Gobierno que dirige el hoy candidato del PP a la Alcaldía conquense, Ángel Mariscal, siempre al servicio de María Dolores Cospedal, a quien agradeció en su día por haberle propuesto para este cargo, dando por hecho que la secretaria general del PP tenía voz y voto en La Moncloa. Razón no le faltaba

Benjamín Prieto, el “censor on line”…
Igual que a los sindicatos tampoco les falta razón cuando muestran su indignación con el presidente de la Diputación y del Partido Popular en Cuenca, Benjamín Prieto, un curioso personaje al que gusta vestir capas semanasanteras con simbología fascista (el yugo y las flechas franquistas), como muestran las fotografías publicadas en la Semana Santa de 2013 por ELPLURAL.COM (ver imágenes). El mismo que estos días ha bloqueado la página web de CC OO para que ningún trabajador entre en la misma, “aunque sí permite acceder a las páginas web de otras organizaciones sindicales”, señalan a este periódico fuentes funcionariales.



…Que mima al sindicato de “derechas”
Según las mismas fuentes, sí es posible el acceso a la página del CSIF, mientras que la de UGT solo es accesible desde algunos servicios de la corporación provincial conquense, pero no desde otros, denuncia  de los trabajadores recogida por CCOO, sindicato que, “sin perjuicio de adoptar iniciativas judiciales”, insta a la Diputación “a cesar de inmediato en esta censura y discriminación en el acceso a unos sitios de internet, los gestionados por los sindicatos, relacionados con el empleo, la salud y seguridad, igualdad de oportunidades y otros asuntos relevantes para sus derechos laborales”, concretan.

Una cosa es el porno y otra los derechos estatutarios
En este sentido, la responsable de la sección sindical de CCOO en  la Corporación conquense, Pilar Pla, recuerda que todos los empleados deben tener acceso a todas las páginas web gestionadas por las organizaciones sindicales representadas en la Junta de Personal, más representativas a nivel de la administración o que cuenten con afiliados dentro de la plantilla y tengan constituidas secciones sindicales”, añade, “entendemos que en la Diputación debe haber una regulación del acceso a internet, prohibiendo por ejemplo los sitios web con contenido pornográfico, los que promuevan el racismo, la intolerancia, la discriminación entre sexos…pero no vamos a permitir que se vete a nuestros compañeros y compañeras la posibilidad de poder consultar y visitar las páginas web oficiales con las que cuenta CCOO, ya sean territoriales o sectoriales, así como portales o blogs que pueda crear la sección sindical”.

Nunca ha recibido a los sindicatos
Además, CC OO ganó claramente hace unas semanas las elecciones sindicales en el organismo provincial, donde obtuvo 9 delegados, frente a los 4 del CSIF, sindicato “preferido” por Benjamín Prieto, posiblemente el único presidente de diputación de España que nunca se ha reunido con los representantes de los trabajadores. “En 30 años que llevó en la Diputación de Cuenca nunca un presidente (incluidos los de AP y PP, Pedro Saugar y Marina Moya, respectivamente) se había negado a recibir a los sindicatos”, concluye Pla, “es un caso curioso que no deja de sorprendernos”.

De tal palo, tal astilla
En honor a la verdad, Benjamín Prieto, más pendiente de agradar a María Dolores Cospedal que de gobernar con coherencia los designios de la provincia, no hace otra cosa que secundar a su admirada presidenta regional del PP y del Gobierno de Fuensalida, que como en su momento denunció este periódico nadie hasta ahora se había atrevido a censurar la lectura de periódicos, a vetar el acceso online a diarios digitales críticos con la secretaria general del PP, como es el caso de ELPLURAL.COM (ver pantallazo de 2012). Nada más aterrizar en Toledo, Cospedal “prohibió” a los funcionarios leer nuestro medio restringiendo su acceso, pero posibilitando, eso sí, la lectura de la “prensa digital amiga”, periódicos que, parece ser, no tienen “categoría de noticias”, argumento falaz para su bloqueo. Tal vez la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha tenga razón y no sea “noticia” todo aquello que cansinamente recuerda cada hora del día lo bien que lo hace Cospedal, y lo “bien que le va” a Castilla-La Mancha con el desmantelamiento de la sanidad, educación o dependencia; con el despido de miles de profesores, maestros y funcionarios; médicos y personal sanitario, o encabezando los ranking regionales más esperpénticos (deuda, pobreza, paro, desigualdad…). Pero esto no es “noticia” para el PP.