El presidente de la Diputación, Nemesio de Lara, propondrá a la Corporación provincial la aprobación de dos nuevos programas de marcado carácter social, uno de becas de comedor y otro para adquisición de material escolar, destinados a favorecer a menores cuyas familias no tienen recursos, dotados con 1.060.000 y 530.000 euros, respectivamente.

Una necesidad creciente ante la pasividad de la Junta
De Lara ha presentado este plan este miércoles junto al vicepresidente Ángel Caballero, alertando de que se han detectado situaciones que precisan de una urgente intervención por parte de las Administraciones. Así, ha explicado que intervendrán desde la Diputación una vez que han comprobado que la Junta no ha publicado convocatorias de ayudas, cuando crecen las familias que no pueden cubrir necesidades tan básicas como el alimento de sus hijos. De ahí que De Lara haya aclarado que si el Gobierno regional da por fin respuesta con una convocatoria a esta situación, desde la Diputación retirarán el programa "para evitar solapamientos e interpretaciones políticas".

Iniciativas independientes del Plan de Emergencia Social
Ambas iniciativas se ponen en marcha al margen del Plan de Emergencia Social, una actuación que, según ha dicho el presidente de la Diputación, se verá incrementada en un millón de euros más, por lo que alcanzará un total de tres en el presente ejercicio. De Lara ha explicado que como el resultado de la liquidación del ejercicio de 2012 "ha sido excelente", la Diputación se puede permitir llevar a cabo nuevos programas sociales que son muy necesarios, ya que el año pasado la Junta suspendió las becas para comedor escolar. Ha añadido que también les consta que hay muchas familias en apuros, incluso para costear el material escolar de sus hijos cuando comienza el curso.

Papel clave de los Ayuntamientos
El reparto será igualitario, a juicio de De Lara, quien ha comentado que otorgará a cada ayuntamiento, "tenga el color político que tenga", dos euros por habitante para hacer frente a las becas de comedor. Así, destinarán 260.000 euros para el último cuatrimestre del año y los 800.000 restantes serán incluidos en los Presupuestos para 2014. Otorgará, además, un euro más por habitante a los ayuntamientos, 530.000 en total, dentro del presente ejercicio con el objetivo de que concedan ayudas para adquisición de material escolar a las familias que lo precisen si tienen menores que cursan Educación Infantil, Primaria y Secundaria.

De Lara ha explicado que el concurso de los ayuntamientos para llevar a cabo estos programas es muy importante y determinante, ya que la Diputación carece de medios técnicos y humanos. Ha añadido, en este sentido, que tiene "fe ciega" en la política municipal, por su cercanía con el administrado. Ha comentado, asimismo, que confía plenamente en los alcaldes, concejales y empleados municipales para interpretar la situación de unas familias con respecto a otras. "Su visión es más concreta y confiamos en ellos", ha afirmado.

Preocupación por la desnutrición infantil
El presidente de la Diputación ha anunciado que dirigirá cartas a los alcaldes para que animen a las familias que verdaderamente lo necesitan a que inscriban a sus hijos en el comedor de su colegio y que comprueben que no existe alternativa posible de comer equilibradamente en sus casas. "Hay casos que los niños comen medianamente una vez al día, en otros dos. Si supiéramos lo que comen algunos niños de esta provincia nos quedaríamos tristes y hundidos", ha lamentado.

También pedirá De Lara a los alcaldes que a través de sus trabajadores y trabajadoras sociales aconsejen a las familias en peor situación económica, que normalmente están registradas en los servicios sociales municipales, que guarden facturas o recibos del material escolar que compren porque los programas se aplicarán con carácter retroactivo.