Vamos al grano: la Diputación de Toledo que gobierna el PP y preside el pluriempleado (concejal, diputado nacional, presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, vocal de la Comisión de Justicia, presidente provincial del PP...) Arturo García-Tizón, convocó el pasado octubre unas oposiciones internas para cabos de bomberos de sus parques comarcales. Hasta aquí todo normal; sin embargo, el PSOE, que olía a “chamusquina, a pucherazo”, se fue al notario y le pidió levantar una acta que más o menos decía lo siguiente: De la treintena de opositores que se presentan, estos siete son los que aprobarán. ¡Y zas!, acertó  de lleno, como si de chamanes se trataran, como si tuvieran una bola de cristal desde donde divisar los acontecimientos futuros. Pero no, no consistía en eso. Qué va. Los socialistas “olían cierto tufillo”, sospechaban de “cierto amaño”, creían que se podrían dar “ciertas supuestas irregularidades”, y por eso decidieron pedir el amparo notarial, al que ELPLURAL.COM ha tenido acceso (ver documento).

Con nombres y apellidos
Acta de la notaria en la que queda claro que el Grupo Socialista de la Diputación de Toledo adelantó el nombre y apellidos de aprobados antes de que se iniciaran las pruebas del concurso oposición convocado para cubrir las citadas vacantes. Y, además, como queda certificado en dicho documento, lo hizo tres meses antes de que finalizara el proceso de oposición registrando un total de siete nombres y apellidos, de los cuales seis figuran en la lista definitiva de aprobados y cinco de ellos están entre los ocho bomberos que han obtenido una de las ocho plazas convocadas para cubrir las vacantes de cabos del Consorcio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamentos de Toledo. Documento que también ha conseguido este periódico (ver listado).

Modus operandi del PP
En este sentido, el presidente del Grupo Socialista en el organismo provincial, Fernando Muñoz, cataloga el hecho  de “escandaloso y pone en evidencia, aún más si cabe, las presuntas irregularidades que rodea a los procesos de selección de trabajadores que el equipo de Gobierno del PP y Arturo García-Tizón están realizando en la Diputación de Toledo”, añade, “es el modus operandi y una auténtica trama de supuestas irregularidades en la selección de trabajadores” que el PSOE lleva denunciando dos años y medio, “los que lleva el PP al frente de la institución provincial, y sin que hasta la fecha García-Tizón y su gobierno hayan dado una sola explicación”, señala.

“Enchufes a los niños de papá”
El enfado socialista viene expresándose desde el mismo momento que el polémico García-Tizón accedió a la Presidencia. Así las cosas, el PSOE denunció en su día “la subida de sueldo a 32 hijos de papá en la Diputación o el amaño en la selección de trabajadores de los talleres de empleo con los que Tizón tomó el pelo a los 7.000 parados que se presentaron y en los que el 20% de los seleccionados tenían relación directa con el PP”, concreta.



“Desde Guadalajara con amor”...
Pero los supuestos casos de enchufismo o de “tufillo”, como dicen desde el PSOE, no son patrimonio exclusivo de García-Tizón. También en el Gobierno de Cospedal se han dado casos que son dignos de analizar, como las oposiciones “aprobadas” por la coordinadora de Educación en Guadalajara, Violeta Miguel, que dejó de ser un alto cargo del Gobierno de Cospedal para formar parte del cuerpo de inspectores educativos tras superar, eso sí,  “con creces” un examen convocado por el Gobierno al que ella pertenecía.

...Y desde Extremadura con odio
Ahora bien, un alto cargo de Cospedal puede aprobar unas oposiciones que convoca su Gobierno y colocarse acto seguido en el puesto de trabajo que decide su Gobierno, pero una exconsejera del Gobierno socialista del anterior Ejecutivo extremeño que abandonó hace casi tres años, no tiene derecho a superar unas pruebas, y además hacerlo con nota de sobresaliente. Distintas varas de medir, con IU de notarios obligados.