PP, Ciudadanos y el PNV han conseguido tumbar la votación para llevar al pleno del Congreso de los Diputados la proposición de ley sobre renta mínima propuesta por los sindicatos gracias a la ausencia de cinco diputados del PSOE y el error en el sentido del voto cometido por un sexto.

Entre los diputados ausentes estaba el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, de viaje en una interparlamentaria en Nueva York. El error vino de la mano del diputado José Enrique Serrano.

El PSOE tumba su propia iniciativa
Lo curioso es que había sido el PSOE el que había solicitado que se llevara al pleno esta propuesta de ley con el fin de saltarse la mayoría conservadora que rige en la Comisión de Empleo, que cuenta con la representación de Foro de Asturias y PdeCat por el Grupo Mixto, y  aprobar sus enmiendas y las de Unidos Podemos.

La propuesta habría salido adelante si los socialistas hubieran votado en bloque a favor de la misma dada la  ausencia de otros siete diputados de otros grupos, entre ellos el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. No obstante, si todos los parlamentarios hubieran estado presentes, el trámite se habría sido aprobado por tres votos.

Al final, la avocación, en este caso la opción de llevarla al pleno del Congreso, ha sido rechazada por 170 votos frente a los 168 apoyos.

Los ausentes
Los diputados socialistas ausentes fueron Micaela Navarro y José Luis Ábalos, que se encuentran de viaje; Pilar Lucio, ausente por el fallecimiento de su padre, Isabel Rodríguez y José Ignacio Sánchez Amor, representante especial de Asuntos de Frontera de OSCE PA que participaba en una reunión de este organismo internacional.

La propuesta de los sindicatos
La propuesta de UGT y CCOO como iniciativa legislativa popular fue presentada con el apoyo de 700.000 firmas y su objetivo es crear un nuevo subsidio para las familias sin ingresos ni derecho a otras ayudas como el paro.

Fuentes autorizadas del PSOE, en respuesta a El Plural, han remmitido a la rueda de prensa de este mediodía de la número dos, Adriana Lastra, y a un comentario suyo en su cuenta de Twitter.

Lastra justificaba en la red social la aparente torpeza de su Grupo ante las críticas de Podemos afirmando que “no se ha tumbado la ley, lo que se votaba era la avocación a pleno”. Una iniciativa precisamente de los socialistas con el fin de llevarla al pleno.



.