Dos sondeos a pie de urna publicados sitúan al Partido Socialista de António Costa muy cerca de hacerse con la mayoría absoluta en las elecciones celebradas este domingo en Portugal, aunque en ambos casos necesitaría del apoyo de un socio para gobernar.

El estudio de TSF/TVI/JN elaborad por Pitagórica pronostica entre un 34,5 y un 38,5 por ciento de votos para el PS, lo que supondría entre 100 y 112 diputados, cerca de los 115 que significan la mayoría absoluta en la Asamblea de la República.

Este resultado habilitaría un gobierno respaldado con uno de los partidos de izquierda: Bloque de Izquierdas (7,7-11,7 por ciento y 20-25 diputados), los ecocomunistas de la Coalición Democrática Unitaria (CDU: 6-8 por ciento y 10-14 diputados) e incluso con los ecologistas de Personas-Animales-Naturaleza (PAN: 2,7-4,7 por ciento y entre 4 y 6 escaños).

La segunda fuerza sería el Partido Social Demócrata (24,5-28,6 por ciento y 68-78 diputados, mientras que el Centro Democrático y Social-Partido Popular se hunde hasta el 2,9-4,9 por ciento y entre 3 y 7 diputados. Al borde del mínimo necesario para entrar en el Parlamento están Iniciativa Liberal, Chega (¡Basta!), Libre y Alianza.

El estudio de la Universidad Católica para la pública RTP apunta a que el PS logrará entre 104 y 112 escaños, con lo que podría pactar con el BE (19-23 diputados), la CDU (9-14 escaños) y PAN (4-6 diputados). El PSD se queda cerca de su peor resultado histórico con entre 74 y 82 diputados y el CDS-PP se sitúa entre 4 y 6 escaños.