Monumento al flamenco de Granada. AYTO DE GRANADA Monumento al flamenco de Granada. AYTO DE GRANADA



ELPLURAL.COM ya ha denunciado en distintas ocasiones el talante poco respetuoso del Ayuntamiento de Granada, gobernado por el PP, para los símbolos constitucionales y la propia memoria histórica.

Monumento con el saludo fascista a Primo de Rivera
Como este medio publicó el consistorio granadino mantiene en pleno centro urbano un monumento fascista al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera. A pesar de reiteradas peticiones para su retirada el ayuntamiento no ha cedido. De esta manera, cada mañana, los granadinos tienen que ver el saludo oficial del franquismo representado en la escultura. Un saludo a la romana, copiado de los nazis y de las milicias de Mussolini que fue el saludo oficial del franquismo desde que un decreto del general Franco así lo estableciera en abril de 1937.

"Desapareció" el monumento a la Constitución
Si este hecho no fuera suficiente provocación para los demócratas ahora se une que un monumento a la Constitución que presidía el céntrico Paseo del Violón, "desapareció" hace unos años por motivo de unas obras y ya no ha vuelto a ser repuesto.Resulta que era el único símbolo urbano ostensible en la ciudad en homenaje a la Carta Magna.

Sustituido por un homenaje al flamenco
Pero si la justificación para su retirada primero, y posterior no reposición después fue que se debía a la realización de unas obras en la zona, esto ha quedado al descubierto como una falsedad pues en su lugar se colocado una escultura en homenaje flamenco. Así es como a "bombo y platillo" se inauguró este fin de semana esta inmensa escultura representada por una bata de cola, un cantaor flamenco y un guitarrista. Este hecho ya ha levantado polémica en la ciudad algunos medios como Eldiario.es ya se han hecho eco.

Preguntas ciudadanas
Bien está ensalzar el flamenco como base de la cultura granadina pero la pregunta que se hacen muchos ciudadanos es por qué no se ha buscado otro emplazamiento y por qué tiene que ubicar la que debería ocupar la escultura homenaje a la Constitución. Pero muchos intelectuales de Granada van más lejos y se quedan perplejos al contemplar todos los días un saludo fascista hecho piedra y en cambio ningún elemento que recuerde los valores democráticos de la Ley de leyes.