El hartazgo entre los trabajadores de Telemadrid con los directivos del ente público es cada vez más insoportable. El último capítulo ha sido la destitución del director de Onda Madrid, Alfonso Sánchez, después de que se filtrase una conversación en la que aseguraba que “el modelo de Onda Madrid me la suda”.

Las declaraciones, hechas dentro de una reunión con los trabajadores sobre el ERE y destapadas por la Cadena SER, han motivado su destitución inmediata. Sánchez estaba cobrando 83.000 euros al año, así como un complemento por la “calidad” de su trabajo.

Un caso tras otro
Pero el caso de Sánchez, por desgracia, solo es uno más entre muchos. Según denuncian los Comités de Empresa de Telemadrid en un comunicado, éste “es solo el penúltimo escándalo difundido por los medios” y recuerdan otros muchos como “el ruinoso contrato de los derechos del fútbol” o el “irregular uso de las tarjetas de empresa por los directivos”, sin que hubiese ninguna depuración de responsabilidades.

Por todo esto, se congratulan de la destitución de Sánchez, pero lamentan que haya sido “producto de una filtración y no de su nefasta gestión”. Del mismo modo, añaden que todo esto demuestra que “los únicos irresponsables aquí han sido los directivos de la gestión de esta empresa desde hace más de una década, arruinándola, destruyendo su credibilidad y llevando a cabo un ERE ilegal que puso en la calle a 861 trabajadores”.

Todos fuera
Denunciando la gran cantidad de estos casos, exigen tras la aprobación por la Asamblea de Madrid de la nueva, y ya más que criticada, ley del ente público que no “puede seguir ni un minuto más conservando sus cargos, despachos y salarios incluso superiores al de la Presidenta de la Comunidad” cualquier de “los directivos y responsables de Radio Televisión Madrid que planearon y ejecutaron el ERE ilegal”.

El directivo franquista
De entre los muchos directivos, con sus elevadísimos sueldos, que los trabajadores piden su destitución, destaca Miguel Platón, Director de Convergencia y Multimedia. Según recoge la Cadena SER, Platón fue contratado en 2008 de forma indefinida y cobrando 123.800 euros al año más un complemento de 53.800 euros por la “calidad y cantidad de trabajo”.

El historial de Platón merecería un artículo aparte. Antes de llegar a Telemadrid dirigió el semanario franquista 'Época' para luego pasar durante el gobierno de Aznar como director de la Agencia EFE protagonizando su época más oscura con críticas de los trabajadores por la falta de libertad informativa y por alentar la autoría de ETA durante los días posteriores al 11M.

También son destacables las opiniones que el aún directivo de Telemadrid ha vertido en su blog personal en la página de la cadena pública. En uno de sus artículos, Platón llega incluso a asegurar que “nadie fue obligado a trabajar en las obras del Valle de los Caídos”.