Un médico del Hospital de Alcorcón ha ingresado en el Carlos III este jueves para mantenerse bajo observación. Es el siguiente después del internamiento, ayer,  de la doctora de Atención Primaria del ambulatorio de Alcorcón, al que acudió Teresa Romero, cuando se sintió mal,  y del médico del Hospital de Alcorcón, que la atendió antes de ser trasladada al Hospital Carlos III. Este miércoles también fue ingresado un enfermero del equipo sanitario que trató al misionero Manuel García Viejo.

Actualmente hay seis personas ingresadas
Según el último balance facilitado por el Hospital de la Paz a las 14 horas, son un total de siete las personas que permanecen ingresadas en el Hospital Carlos III, después de que dos personas han recibido el alta médica tras dar negativo en la segunda prueba del virus del ébola realizada a lo largo del miércoles.

El médico decidió ingresar, aunque le indicaron que podía seguir con su vida normal
Ni en el caso de la doctora de Atención Primaria ni en el del médico del Hospital de Alcorcón se han manifestado síntomas que apunten al contagio pero de manera preventiva han sido ingresados en la planta de vigilancia activa de contactos de alto riesgo. En el caso del médico que atendió a Teresa Romero en el Hospital de Alcorcón ha sido él quien ha pedido ser ingresado, a pesar de que se le había indicado que podía seguir haciendo vida normal, aunque controlándose la temperatura. Según ha declarado a los medios, consideró lógico que se le mantenga en observación,  ya que estuvo en contacto directo con la enfermera contagiada durante horas. Su estado es asintomático.

El enfermero está a las espera del primer test
El enfermero, por su parte, formó parte del equipo sanitario que atendió al misionero fallecido Manuel García Viejo y ha sido ingresado en la planta de casos en investigación. Está pendiente de que se le realice el primer test para comprobar si tiene el virus.

Dos personas han recibido el alta
El resto de ingresados son la auxiliar de enfermería Teresa Romero, único caso confirmado de contagio por el virus y su marido, que continúa asintomático y que permanecerá ingresado 21 días, así como una enfermera del equipo que trató a García Viejo y que también está pendiente de que se le realice el primer test.

Finalmente, en las últimas horas han recibido el alta una de las enfermeras de La Paz y el ingeniero que había viajado a Nigeria tras dar negativo en ambos casos el segundo test al que han sido sometidos y que descarta definitivamente la presencia del virus.