[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"30355","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-279798","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"320","alt":"Im\u00e1genes colgadas en el FB de Francisco Nicol\u00e1s G\u00f3mez Iglesias con las que "}}]] Imágenes colgadas en el FB de Francisco Nicolás Gómez Iglesias con las que 'presumía' de sus relaciones: Felipe VI, José María Aznar, Ana Botella, Esperanza Aguirre, Ana Rosa Quintana....



Todo lo que envuelve al ya conocido como el ‘pequeño Nicolás’ es más que extraño y hay detalles que llevan a preguntarse si detrás está la mano de algún personaje de las altas esferas económicas o de la política, como asegura la defensa del joven. Según publican este miércoles El Mundo y El País, la constructora española Hedinor, adjudicataria de obras públicas, era la arrendataria del chalé de El Viso, en la calle Carbonero y Sol, 32, que el presunto estafador usaba para reunirse con empresarios, y que era la dirección que consta en su DNI. Los propietarios de la vivienda son Kyril de Bulgaria y su exmujer, Rosario Nadal.

Todos dicen no conocer a Nicolás
La empresa constructora se ha desmarcado, lo mismo que Kyril de Bulgaria, que ha afirmado que “nunca” conoció al pequeño Nicolás, y que es una agencia especializada la que se encarga de los trámites con los arrendadores. La casa, valorada en millones de euros, “estuvo alquilada a una empresa y el contrato de alquiler se canceló a petición de la empresa en junio de este año, según precisó el noble.

Un chalé de 700 en el que aparcaban "coches oficiales"
La propiedad, de unos 700 metros cuadrados útiles, cuenta con tres plantas, jardín, piscina, un semisótano y un garaje, y según las declaraciones de vecinos, era habitual ver aparcados a la puerta coches de alta gama. Un empresario que asegura haber estado en la casa 20 veces, asegura que también había “coches oficiales”.

“Imagino que [el chalé] no sería suyo por lo que eso me habla que ahí había gente importante implicada, pero él tenía un cuarto allí”, añadió el empresario.

Un filipino guardaespaldas y gente del servicio
Según las declaraciones del empresario, “la casa tiene cámaras por todos los lados y está muy preparada para reuniones al más alto nivel". Nicolás les recibía "como si fuese su casa y tenía a una persona con rasgos filipinos a su entera disposición, Joaquín, tenía pistola y decía ser del CNI”, además de “gente de servicio que nos ponía lo que quisiéramos” y que "estaban a la orden de El niño”.

Los abogados de Nicolás mantienen que todo era real
La línea de defensa de los abogados del bufete Sunkel y Paz  pasa por dar credibilidad a las historias que ha ido dejando Francisco Nicolás Gómez-Iglesias allá por donde iba, es decir, que todas sus relaciones en la política, la Casa Real e incluso el CNI que mencionó ante la policía y la juez, son reales.

Dos policías municipales le escoltaron
Lo cierto es que es más difícil creer que no lo fueran que lo contrario, sino ¿cómo explicar que dos policías municipales le escoltaran en su viaje a Lugo para mantener una supuesta comida con el Rey, que finalmente no tuvo lugar?

Intermedió por la Infanta ante Manos Limpias
El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, ha contado que mantuvo varias encuentros con el pequeño Nicolás, entre ocho o diez, y que éste intermedió por la Casa Real, pidiéndole que retirase la demanda contra la Infanta Cristina, porque estaba perjudicando a la Corona. "No pidió nada para él, pedía para España y la institución", puntualizó Bernal, en declaraciones recogidas por Expansión.

Escolta para Bernard
Además, Francisco Nicolás le hizo creer que corría peligro por lo que estaba haciendo Manos Limpias contra el independentismo catalán y sus querellas contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y le recomendó protección, que él mismo le facilitó, ya que, como pudo comprobar el propio Bernal, le puso escolta privada. "Tuve protección 20 días, aquí y en casa", afirmó Bernard.