El exministro de Franco José Utrera Molina, suegro de Gallardón, hace este martes una encendida defensa de la dictadura en un artículo en ABC con el que contesta al también columnista de ese diario Gabriel Albiac, que culpó al régimen franquista de adueñarse y “distorsionar” términos como España, patria o Ejército.

"No secuestramos las palabras, las rescatamos"
Utrera Molina le replica a Albiac que “desde 1939 no secuestramos las palabras, sino las rescatamos y ensalzamos orgullosos frente a aquellos que primero las condenaron al ostracismo sustituyendo a España por la Republica y luego las insultaron con aquellos gritos de ‘muera España’”.

Poner límites a la libertad de expresión
El exminitro franquista critica que desde todos los medios de comunicación se pide “respeto a la libertad de expresión”, pero esa libertad “a veces se quiebra en la vileza de las malas intenciones”. En su opinión, Albiac tiene derecho a expresar su opinión, pero “hay límites a esa oportunidad”, dejando entrever que si él pudiera, sin duda, pondría “límites”.

Ataque injusto y miserable 
Para el suegro de Gallardón, el artículo de Albiac “ofende a colectivos muy concretos y a muchos españoles entre los que me encuentro”. Decir que el régimen franquista se adueño de términos que pertenecen a los ciudadanos “no sólo es un error de visión, sino un ataque injusto y miserable a los que hemos pronunciado el nombre de España con las entrañas de nuestro corazón, afirma Utrera Molina.

El Ejército bajo Franco no era abusivo
Para él la frase “Todo por la patria” no se creó para “ofender” de la misma manera que el Ejército bajo Franco, “su contenido, sus formas y su disciplina no constituían jamás un abuso”.

“Creíamos entonces (…) que el Ejército era la salvaguardia de lo permanente y no la referencia más o menos retórica de un valor circulante”, dice Utrera.

Sin complejos
“Va siendo hora de que estos vocablos mantengan su valor sin menoscabar su esencia. Que se pronuncien con orgullos y sin estúpidos complejos. Sostener que el régimen anterior arrebató a los españoles el uso normal de tales palabras no es un error, es una infamia”, añade Utrera Molina, que pide a Albica una rectificación. “Va siendo hora de que diga la verdad y toda la verdad”.

Albiac acusó al franquismo de adueñarse de las palabras
En su artículo, publicado el pasado 15 de enero, bajo el titular “Recuperar la lengua”, Gabriel Albiac afirmaba que “el abuso afectivo de las palabras España, patria, ejército por parte de la dictadura nos arrebató un uso normal de la lengua. Una violación del espíritu de cuyas consecuencias no nos hemos librado. No existe un país moderno cuyos ciudadanos tengan tanta dificultad para enunciar el nombre de su patria, que hablar del ejército nacional sea tan difícil”.

Una distorsión de España, patria o Ejército
Escribía Albiac que “el mayor éxito del franquismo –y nuestra más íntima derrota- fue el blindar su imposición retórica hasta tal punto en ciertas palabras clave que acabásemos por odiar esas palabras en lugar de odiar lúcidamente a sus distorsionadores”. “España, patria ejército son piezas decisivas de esa distorsión”, puntualizaba el autor.