Rubalcaba durante la sesión de la tarde del debate sobre el estado de la nación que se celebra hoy y mañana en la Cámara Baja / EFE



El líder del principal partido de la oposición, Alfredo Pérez Rubacalcaba, ha enmendado en su intervención durante el Debate del Estado de la Nación el discurso triunfalista que había enarbolado por la mañana el presidente Mariano Rajoy, arremetiendo especialmente contra los recortes del Ejecutivo en Sanidad y Educación y presentando a su partido como alternativa para recuperar derechos perdidos. Además, el socialista ha defendido propuestas de diálogo y consenso para abordar lo que cree una necesaria reforma constitucional para adaptar el texto a las nuevas realidades del país.

"La mezcla de corrupción con paro, pobreza y desigualdad es explosiva"
En el inicio de su intervención, Rubalcaba puso el dedo en la llega del PP con la corrupción: "¿Se puede gobernar un país pendiente de Bárcenas? No puede, por eso le pedí que se marchará". El líder del principal partido de la oposición ha recordado que Rajoy dijo que "siempre estaría al lado de Camps y propuso como modelo a Matas", y ahora "vivimos bajo indicios fundados de existencia de financiación irregular del PP". "La mezcla de corrupción con paro, pobreza y desigualdad es explosiva", advirtió el socialista, quien también alertó de que "anunciar un programa y desarrollar otro es un engaño político".

"No se reinvente, rectifique"
Como resultado del primer año de mandato popular Rubalcaba señaló "un país empobrecido, una población indefensa y una España entristecida" y una "España dual con decisiones sectarias y unilaterales que tendrán efectos durante años", apuntando entre esas medidas lesivas la aprobación por decreto del despido "fácil y barato". Así, acusó a Rajoy de intentar "reinventarse" con su discurso matinal como si nada hubiera pasado en estos meses, por lo que le advirtió de que no resulta creíble y que lo que tiene que hacer es "rectificar".

Los recortes en Educación y Sanidad
Rubalcaba anunció que el PSOE "recuperará los derechos suprimidos" por el Gobierno del PP, no solo en el ámbito laboral, sino también en Educación, donde denunció que se han roto los consensos y tratan de "segregar" mandando a "los alumnos difíciles" a la pública. "Están atacando también la igualdad de oportunidades en la educación", denunció, presentando el modelo popular en este ámbito como "una carrera de obstáculos". Alertó asimismo contra los recortes en Sanidad, ironizando con que nadie cree que "dejar médicos en la calle nos vaya a sacar de la crisis". "Quieren crear doble red: hospitales de primera para asegurados de 1ª, hospitales deteriorados para el resto", insistió en el mismo sentido que las políticas del Gobierno en educación. Advirtió asimismo de que "en las CCAA donde gobiernan, se han embarcado en la privatización de hospitales" convirtiendo la salud "en negocio", y subrató que "han expulsado a colectivos enteros del sistema sanitario" como los inmigrantes ilegales rompiendo el modelo de universalidad. Además recordó que el Gobierno ha impuesto "el copago" farmacéutico haciendo que haya mayores que tengan que elegir "entre comer y pagar medicinas". Más adelante puso el ejemplo de una anciana que contaba que con los ocho euros que le costaban los medicamentos compraba dos pollos para los dos nietos que tenía a su cargo.

Priorizar el empleo y el crecimiento sobre el déficit, como en EEUU
En economía, Rubalcaba acusó al Gobierno de secundar el error de Europa de priorizar los recortes sobre el crecimiento, cuando debe ser al revés, y en ese sentido citó al presidente Barack Obama quien en su nuevo mandato ha explicado que la reducción del déficit debe formar parte de la agenda pero por sí solo no es algo que constituya un plan económico. Así, el socialista ha pedido priorizar el crecimiento y el empleo ya que "un país con el 25% de paro no puede crecer". En este terreno reclamó una reforma fiscal. "Entre recortes sociales y reforma fiscal elegimos lo segundo", inistió el socialista, reclamando medidas como que paguen más quienes más tienen o el impuesto a las transacciones financieras.

Reforma constitucional ante la "emergencia nacional"
El líder del PSOE concluyó su intervención recordando las tensiones en la vertebración del Estado entre independentistas y recentralizadores y lamentando el Tribunal Constitucional tumbara un Estatut consensuado con Cataluña y en el Congreso, reclamando una reforma constitucional que diera respuesta a esa realidad y a otras nuevas del país después de 30 años, tanto en la vertebración del país como para que los jóvenes puedan identificarse con el marco de convivencia, reclamando que se reforzara también el derecho a la sanidad y a la educación para garantizarlos al mismo nivel que el equilibrio presupuestario. Ofreció al PP medidas contra la corrupción, aunque lamentando que el Gobierno solo ofrezca un pacto en ese terreno "porque les interesa" y reclamando una comisión independiente para que "externamente" se frene una lacra anta la que hasta ahora el Congreso se ha demostrado ineficaz. Pidió un fondo de 1.000 millones de euros para luchar contra la pobreza así como que no se vuelva a desaprovechar la oportunidad de cambiar la ley hipotecaria que tanto daño está haciendo.

Rajoy responde atacando y oponiéndose a la dación en pago
Rajoy respondió a Rubalcaba básicamente apelando nuevamente a que los problemas del país eran fruto de la herencia recibida y que las propuestas debió aplicarlas cuando gobernaban, insinuando qu equizá el que debía dimitir era el líder socialista. Sí se mostró contundente a la hora de mostrarse contrario a la dación en pago porque según él encarecería el crédito hipotecario. El presidente también desdeñó las acusaciones de corrupción diciendo que el PSOE y no el PP fue condenado por financiación irregular.

"Se le olvida que el presidente de Gobierno es usted"
En su réplica, Rubalcaba reclamó a Rajoy que asuma de una vez que es el presidente y que su papel no es hacer oposición a la oposición: "No soy yo el que se examina aquí, se le olvida que el presidente de Gobierno es usted. Este es un tema de fondo, sube a esta tribuna a ganarla al PSOE o al portavoz Rubalcaba, pero su problema no soy yo, a quien tiene que convencer es a los españoles, tiene ya 14 meses de Gobierno, nuestra gestión ya fue juzgada, por eso estamos en la oposición".

"Comparados con su oposición nosotros somos Santa Teresa de Calcuta", aseguró Rubalcaba, quien recordó gestos que tuvo el PP antes de llegar al Gobierno como el discurso de Cristóbal Montoro diciendo que cayera España que ya la levantarían ellos. "Vaya ahora a los comedores sociales como hacía antes, va a ver gente de clases medias, vaya a ver la España que tiene debajo", reclamó el socialista al presidente.

La "línea de continuidad" entre tesoreros sospechosos del PP
En cuanto a la financiación ilegal, Rubalcaba lamentó: "Ustedes se libraron con un truco judicial [aludiendo al caso Naseiro que se tumbó por un tecnicismo legal aunque había evidencias], el PSOE aprendió para toda la vida, la historia viene de ahí, de hace 20 años, si mira a sus tesoreros verá la línea de continuidad"