Cuenta un destacado dirigente del PP que Montoro necesita recaudar más euros para recuperar su crédito ante Rajoy. Casi de forma casual ha encontrado un chollo en el contrato que Sandro Rosell, expresidente del Barça, firmó con el padre del futbolista Neymar. En Génova 13 ni se lo creen.

Inesperada pedrea
El Barça, tras la sorprendente dimisión de Rosell, ha depositado en la Agencia Tributaria, sin que nadie les pida o les acuse todavía de nada, 13,5 millones de euros.  A esta inesperada pedrea hay que añadir los millones de euros (casi 15) que los abogados de Leo Messi depositaron después del verano en Hacienda por si se demuestra que cometió alguna irregularidad fiscal.

Fórmula mágica
Es decir, de la forma más tonta los recaudadores de Montoro han encontrado la fórmula mágica para tapar algún agujero presupuestario después de tanto recorte. De película. Sí, la historia es rocambolesca. De guión para la próxima cinta de Pedro Almodóvar. O para Steven Spielberg.

Ingenua demanda
¿No está buscando Alex de la Iglesia localizaciones en Argentina para el documental (curiosamente uno de los guionistas es el madridista Jorge Valdano) sobre la vida de Messi?  Y todo porque un modesto socio barcelonista, Jordi Cases, que reside en Tarragona, apartado del mundanal ruido, al sentirse ninguneado por Sandro Rosell, presentó una ingenua demanda para conocer cuanto le había costado al Barça el fichaje de Neymar Da Silva Santos Junior.

Cimientos del fútbol español
Y claro. Estaba en su derecho de preguntar ya que, o así lo dicen todos, el Barça, como el Madrid, todavía es de sus socios.  Y como Rosell y sus directivos no quisieron dar explicaciones a Cases, el asunto cayó en la manos del juez Pablo Ruz. Desde entonces, tiemblan los cimientos del fútbol profesional español ante la que se les puede venir encima. Al Barça y a los demás. Sí, porque como en el fútbol español se han permitido tantas cosas durante tantos años, todos tienen algo que  temer o que esconder.

Investigación judicial
“Si Rosell dimitió sin dar explicaciones, y si el Barça de manera tan espontánea y generosa adelanta 13,5 millones de euros, todo ello da que pensar. ¿Y si investigáramos a fondo?”, comenta a ELPLURAL.COM un destacado miembro del PP. Un político que también es partidario de que Pablo Ruz y la Audiencia Nacional investiguen, pero en serio, las cuentas de todos los clubes importantes. Conviene saber si alguno de sus presidentes ha cometido otras irregularidades fiscales en sus últimos fichajes.

La consulta
Pero hay un problema. Dadas las relaciones entre Moncloa y la Generalitat por la consulta, en Génova 13 no quieren que se acuse al PP de perseguir solo al FC Barcelona y se haga la vista gorda con todas las operaciones del Real Madrid. De momento, desde la Ciudad Condal, tanto políticos como directivos del Barça no paran de preguntarse por qué Montoro solo investiga en una dirección y no busca si hay irregularidades en las cuentas del  Bernabéu.

El padre de Kaká
Tampoco pregunta si el padre de Kaká cobró en comisiones parte de la millonaria ficha de su hijo, ni le pica la curiosidad por saber como Florentino Pérez financió el pasado verano la contratación del galés Bale. Según la prensa inglesa, es el fichaje más caro (105 millones de euros más IVA) del fútbol mundial.

Dinero B
“Habrá que investigar a todos por igual”, comenta un diputado del PP, sabedor de que si los jueces de la Audiencia Nacional tiran de la manta y descubren más  irregularidades, además de recaudar más, acabarían con el dinero B del fútbol español. Y se apuntarían  un tanto ante los dirigentes de la UE.

Joaquín Almunia
En diciembre, Joaquín Almunia abrió expediente a siete clubes españoles: Real Madrid, Barcelona, Athletic, Osasuna, Valencia, Hércules y Elche por recibir ayudas públicas. Además, se calmarían los políticos alemanes, escépticos por los galácticos fichajes, que año tras año realizan Barça y Madrid, pese a la astronómica deuda que arrastran: más de 500 millones de euros.

Deudas millonarias
La Liga de Fútbol Profesional reconoce que los clubes de Primera y de Segunda División deben 3.600 millones de euros, de los cuales 541 corresponden a Hacienda. En las oficinas del Camp Nou, del Bernabéu y de otros clubes, en la sede de la LFP y del Consejo Superior de Deportes, todos están en alerta ante las peticiones del juez Ruz y los avances de su investigación.

Riesgos
La pregunta está en la calle: ¿se atreverá Montoro a tirar de la manta y a dejar a más de un club en pelotas? Y a Rajoy, ¿le interesa entrar en conflicto con los equipos de fútbol a tres meses de las elecciones europeas? A tenor de las últimas encuestas, no le interesa. Además, en junio tiene varios viajes a Brasil con el Marca bajo del brazo para acompañar a La Roja en el Mundial, y no quiere problemas.
José Manuel Muñoz es periodista de deportes