Esperanza Aguirre y Ana Botella escuchan atentamente a José María Aznar en la presentación de sus memorias. El expresidente del Gobierno habla acompañado de José María Fidalgo y Josep Piqué. Foto: EFE. Esperanza Aguirre y Ana Botella escuchan atentamente a José María Aznar en la presentación de sus memorias. El expresidente del Gobierno habla acompañado de José María Fidalgo y Josep Piqué. Foto: EFE.



El Gobierno de Mariano Rajoy y la dirección actual del Partido Popular ha abandonado a su suerte a José María Aznar en la presentación de sus memorias. Al acto, que ha tenido lugar este jueves en un céntrico hotel de la capital, tan sólo ha acudido el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, en representación del Ejecutivo de España. Las ausencias también han sido notables en relación con la cúpula del Partido Popular. Y es que ninguno de los principales dirigentes del PP actual ha querido apoyar a José María Aznar en un día tan señalado para él.

El ala dura al completo
Por el contrario, la denominada ala dura del Partido Popular ha acudido casi al completo al evento. Entre los dirigentes conservadores más destacados que han apoyado al expresidente del Gobierno se encontraban Jaime Mayor Oreja, Ángel Acebes, Eduardo Zaplana, Esperanza Aguirre e Ignacio González. Ninguno de ellos ha querido realizar declaraciones a la prensa, aunque en los corrillos que se han formado al terminar el evento la mayoría no ha dudado en lanzar duras críticas a Mariano Rajoy y a los suyos por “hacer un feo tan grande a José María Aznar”.

Lo evidente de la ruptura
Lo ocurrido este jueves evidencia la ruptura total entre las dos sensibilidades mayoritarias que cohabitan en el Partido Popular. Unas diferencias que se pusieron de manifiesto el pasado 16 de octubre, cuando el ala dura del Partido Popular se reunió en Madrid cansados de la “parálisis mental” de Mariano Rajoy y hartos del trato que reciben por parte de María Dolores de Cospedal. Liderados por el eurodiputado Alejo Vidal-Quadras, el ala dura del PP explicó a los medios de comunicación que son “miles” los militantes críticos con la gestión del Gobierno. Vidal-Quadras fue un paso más allá al incluir a José María Aznar y a Esperanza Aguirre, entre los que apuestan por “echar” a Mariano Rajoy de la dirección del Partido Popular.

Pese a la ausencia de la dirección del PP actual y del Gobierno de España, a la presentación de Aznar sí que acudieron Ignacio González, Ana Botella, Esperanza Aguirre, Ángel Acebes o Eduardo Zaplana. Foto: Txema Garrido. Pese a la ausencia de la dirección del PP actual y del Gobierno de España, a la presentación de Aznar sí que acudieron Ignacio González, Ana Botella, Esperanza Aguirre, Ángel Acebes o Eduardo Zaplana. Foto: Txema Garrido.



Indirectas a Rajoy
Aunque públicamente Aguirre y Aznar son mucho más comedidos que Vidal-Quadras, lo cierto y verdad es que ambos no ocultan su insatisfacción respecto a la gestión de Mariano Rajoy al frente del Gobierno de España. Sin ir más lejos, en la presentación de su libro, Aznar no ha parado de lanzar indirectas a Mariano Rajoy . Así, el expresidente del Gobierno ha marcado distancias con la actual clase dirigente al afirmar que "nosotros (en referencia a sus ministros) no llegamos para sobrevivir o para gozar de prebendas, sino para hacer cosas y cambiar".

Aznar pone tareas a Rajoy
Aznar también ha señalado entre los principales problemas que padece España la ausencia de políticos dispuestos a “tomar decisiones” y a cuidar “las instituciones”. Además, el expresidente del Gobierno ha realizado un llamamiento para “recuperar la historia de una ambición” y la de la “nación española”.

Más que críticas off the record
Mensajes todos ellos que molestan y mucho en Génova 13. La actual dirección del PP no oculta su malestar con el expresidente del Gobierno. Hasta ahora, la cúpula del PP actual no  había dudado en criticar -aunque eso sí, siempre off the record- las formas de José María Aznar y los suyos. Este jueves, Rajoy y sus fieles han ido un paso más allá al evidenciar públicamente lo mucho que les separa del que en su día fuese la máxima autoridad de la derecha española y su ejemplo a seguir.