El color político de las Cortes Valencianas cambiará drásticamente, a tenor de las últimas encuestas conocidas, incluida la que publica este lunes el diario El Mundo. El PP quedará lejos de la mayoría absoluta y emergen nuevas fuerzas (Ciudadanos y Podemos). El futuro legislativo pasará por el consenso y el pacto y la fórmula de gobernabilidad más probable será un tripartito o, incluso, un cuatripartito.

El PP pierde 20 puntos
Según este sondeo, el PP pierde 20 puntos y conseguiría únicamente el 28,8% de los votos, con 32 escaños. Si consiguiera un pacto con su contrincante más directo, Ciudadanos (15,2% de los votos y 16 diputados) aún necesitaría dos escaños más para la mayoría absoluta.

Un cuatripartito, la opción más viable
Los socialistas valencianos, que perderían 8,5 puntos, serían la segunda fuerza y se quedarían con el 19,5% del electorado, de 20 a 21 escaños. En la tercera posición, Podemos, que lidera en esta región el abogado y profesor Antonio Montiel, alcanzaría el 17,3% de los votos y de 17 a 19 escaños. Compromís, hasta ahora la tercera fuerza política de las Cortes Valencianas quedaría en la cuarta posición (8,4% de los votos y 8 escaños, solo dos más de los seis actuales).

Un tripartito izquierdista formado por Podemos, Compromís y EU se quedaría entre los 31 y 33 escaños, con lo que la única opción que conseguiría la mayoría absoluta pasa por un acuerdo entre estas formaciones y el PSOE.

UPyD podría quedarse fuera
En cuanto a UPyD, quedaría fuera de las Corts, al conseguir sólo un 1,6% (lejos del 5% que se requiere para entrar en la cámara valenciana), y sin un candidato seguro, dado el futuro incierto de Toni Cantó dentro de la formación.