Si no hay Presupuestos, elecciones generales en abril. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, baraja un adelanto electoral para mediados de abril. Según ha avanzado la Agencia EFE, el líder del Ejecutivo piensa en el 14 de abril. No obstante, también se baraja otra fecha, ya que según ha podido saber ElPlural.com, se reflexiona sobre el 28 de abril.

La figura del “relator” ha acelerado el curso de los acontecimientos. El pasado viernes, durante la rueda de prensa convocada tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, anunció que daba por rotas las negociaciones con los partidos independentistas. Ante la imposibilidad matemática de aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), Sánchez se plantea el adelanto electoral.

En el entorno del PSOE se baraja la posibilidad de que Pedro Sánchez disuelva las Cortes y convoque los comicios inmediatamente después de la votación y previsible rechazo de la Cámara a los Presupuestos.

Teniendo en cuenta que debe pasar un plazo de 54 días desde la disolución de las Cortes hasta la celebración de elecciones.

Para algunos, esta maniobra de Sánchez no es más que una amenaza del presidente a los partidos independentistas; mientras que, para otros, se trata de una artimaña para evitar meses de desgaste tras la manifestación del pasado domingo en Colón, que demostró que los tres partidos de la derecha, Partido Popular, Ciudadanos y Vox, no consiguieron la movilización histórica que barruntaban.