Patricia Hernández, diputada PSOE“Ustedes no miran para otro lado con los más vulnerables, les miran de frente y deciden  golpear más fuerte que la misma crisis”. Así se lo dije este miércoles a la ministra Bañez; así lo pienso, y así lo demuestran los datos. Pero ¡oye!, ellos encantados, felices de lo que consiguen, porque hoy, con la excusa de la crisis, imponen su modelo social; un modelo que siempre tuvieron presente: su modelo, que hasta ahora no se habían atrevido a implantar.


Es así, no lo duden. Esa es la explicación que tiene que Rajoy presuma de que bajen los sueldos de los españoles y españolas. Esa es la explicación de que presuma de lo que debería sentirse avergonzado… Simplemente él no lo considera así; para él es un éxito absoluto ¡Por fin pueden hacer lo que siempre quisieron! ¡Encantados de la vida! Los trabajadores y trabajadoras deben cobrar sólo lo necesario para seguir trabajando, lo demás son excesos innecesarios. Tiene todo el sentido por tanto que presuma en Japón de empobrecernos.


Setecientos mil jóvenes se han ido de España a buscar un futuro que aquí se les niega. Sólo en el último año, 134.700 jóvenes, que no encontraron un empleo, dejaron de buscarlo desesperados de tocar puertas y puertas y encontrarlas cerradas, y bien se quedaron en casa desolados, o directamente huyeron de un país que a pesar de haberlos formado, hoy por hoy no les da la oportunidad de demostrar su talento.



¡Pues de esto también presumen! Están encantados, porque si esos jóvenes estuvieran aquí en España, el paro subiría en 700.000 personas. Así que su fórmula de acabar con el paro es mandarlos a Barajas para que se busquen un empleo sí, pero en otro país… En el extranjero, lejos de su casa, su hogar, familia y amigos y, sobre todo, lejos también de las estadísticas. No quieren 700.00 parados más, así que ¡fuera de aquí! Esa es la política contra el paro juvenil, nada más, a pesar de lo dicho por ellos en otras ocasiones. En los presupuestos de 2014 no hay ni un euro, ni uno solo, para el fomento del empleo joven, ni uno. Y las políticas activas de empleo las han dejado casi a la mitad desde que gobiernan… A más parados, menos recursos… ¡Lógica inversa! La suya.


Bien, pues Báñez, a los suyo. Me dice en la sesión de control al Gobierno que “mancho la imagen de tanta gente que trabaja por los jóvenes de este país”. Eso me dice ella a mí.  ¡¡Vaya cara!! Es que no hay más: ¡¡vaya cara!!… Espero que con la gente que trabaja para los jóvenes no estuviera refiriéndose ni a ella, ni a Wert, ni a Mato, ni a Rajoy… Porque esos sólo trabajan, está claro, por ellos. Porque esos se dedican a trabajar por la sobrina de Guindos, la hija de Cañete, o los amiguitos de Soria “colocados” en Red.es .Porque al resto de jóvenes lo único que hacen es amargarles la vida.


Y no hablo sólo de empleo, no hablo sólo de los contratos de 3 meses, el paro o el exilio.., no hablo sólo de que han vuelto a congelar el salario mínimo. Hablo también de vivienda, y recuerdo que nada más llegar se cargaron la renta básica de emancipación, hablo de que han acabado con la promoción pública de vivienda, hablo de educación y hablo de lo que han subido las tasas universitarias, hablo de que la matrícula de un año de medicina en una universidad de Madrid cuesta 1.980 euros, imposibles de pagar para aquellos que no cobran lo que cobran ellos, hablo de las becas, hablo de que han puesto imposible los requisitos para acceder a una, y que para que te la den tienes que ser una especie de superhéroe, porque si no apruebas todos los créditos no te la renuevan.


Los que trabajan por los jóvenes son sus padres, que ya no saben qué hacer para poder pagarles los estudios a sus hijos. Esos padres que quizás son los pensionistas de este país, a los que empobrecerán por ley, pero que se quitan comida de su mesa para ponerla en la de sus nietos… Esos son los que  trabajan por los jóvenes y esos no esperan ya nada del gobierno. Nada.  Si acaso, que no fastidien más.


Los jóvenes no aguantan más. Ya les han humillado demasiado… Si incluso los jóvenes que no han trabajado tienen que demostrar que no tienen recursos para ir al médico, y ha llevado esto hasta tal punto ¡que les quieren cobrar por las medicinas a los enfermos crónicos! No puedo imaginar una política más miserable que ésta. No puedo.


Ellos sí que son los NiNiS. Ellos son el gobierno NiNi. Un gobierno que no tiene ni alma ni vergüenza…y ayer lo volvieron a demostrar.


Ministra Báñez… ¡qué cara!


Patricia Hernández es diputada socialista en el Congreso


En Twitter es @PatriciaHdezGut