Este jueves, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, pidió el voto "útil" al PP para evitar "poner en riesgo lo conseguido" y alertó de alternativas "más o menos de moda", como la formación magenta (UPyD), los morados (Podemos) o "el naranjito", en alusión al líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

#YoSoyNaranjito
Unas declaraciones que han levantado enorme polémica. Al poco de enterarse de su apodo, Albert Rivera salía al paso del calificativo de Hernando afirmando que él es "naranjito" porque le "mueve la ilusión y no el miedo". Rivera respondía de esta forma a Hernando en su cuenta de Twitter, donde, con la etiqueta #YoSoyNaranjito publicaba una foto en la que sostenía un cartel con la imagen de la mítica mascota del Mundial de Fútbol que se celebró en España en 1982.

El intento fallido de Pons
Ante el éxito de su comentario en Twitter (#YoSoyNaranjito se convirtió en tendencia), el eurodiputado del PP Esteban González Pons intentaba echar un capote a su compañero de filos. Lo hacía también a través de Twitter, donde publicó el siguiente mensaje: “Yo también soy naranjito porque soy valenciano de verdad, fallero, sentimental, cara redonda y del PP”.

Apoyos a Rivera
Sin embargo, Pons fue incapaz de parar la ola de simpatía hacia Ciudadanos en base al desafortunado comentario de Hernando. En las últimas horas Rivera ha recibido numerosos apoyos, entre los que destaca el recibido por el periodista Federico Jiménez Losantos. Mandarina “Le llaman Naranjito a Albert Rivera, el del partido que tiene de vicepresidenta a Mandarina. Ustedes primero no tienen cabeza, luego no tienen gusto. Hernando mírate al espejo, luego pide perdón a España y luego retírate a un monasterio lo más apartado posible”, ha afirmado el polémico locutor en su videoblog.