Cuando estalló el caso Gürtel trascendió una sorprendente conversación, perteneciente a las grabaciones incluidas en el sumario judicial, en la que Francisco Correa, el cabecilla de la trama, aseguraba que había entregado personalmente al exgerente y extesorero del PP, Luis Bárcenas, hasta 1.000 millones de las antiguas pesetas -el equivalente a 6 millones de euros- en pagos que llevaba su casa o a "a Génova", aludiendo así a la sede del PP nacional.

Entradas con presumible origen en comisiones y adjudicaciones públicas irregulares...
No es el único indicio de que la sede del PP fue el escenario de entregas de dinero de miembros de la trama a dirigentes del partido. La propia contabilidad B de la trama recoge habla de esas transacciones fraudulentas. En los informes sobre los documentos incautados en las sociedades de Correa remitidos al juez Pablo Ruz por la Unidad central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) se aborda detenidamente los datos encontrados en el pen drive del contable de la trama, José Luis Izquierdo, a quien presentan como "responsable del control del dinero de la caja B". La policía recuerda que las investigaciones apuntan que el dinero de esa caja B "procede de las comisiones por la adjudicación de obras urbanísticas y la consecución de un elevado número de adjudicaciones públicas irregulares que permiten concluir que se está produciendo una desviación del fin de los contratos públicos y que generan responsabilidad en el orden penal". Se apunta así a un posible delito de malversación de caudales públicos en el origen de ese dinero.

... y algunas salidas con destino Génova 13
Esto por el lado de las entradas en la contabiliad B, pero en el lado de las salidas aparecen algunas especialmente llamativas. Entre las entregas a cargos públicos de la trama figura una del 2 de junio de 1998 por valor de 50.000 pesetas por el concepto "visita JG". La policía deduce una entrega en efectivo que se produce en la oficina en la que se llevaba esa contabilidad paralela de las empresas de Correa, en la madrileña calle de Serrano, a quien identifican como José Galeote, exedil del PP en Boadilla del Monte, epicentro de la trama corrupta. Pero aparece asimismo otro apunte de julio de ese año que remite a pagos personales en los que era el cabecilla de la trama el que se desplazaba: "sobre sede PP" de 200.000 pesetas entregado por P.C. [identificado como 'Paco' Correa] a Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo de Alarcón y exsenador del PP, así como exmarido de la ministra de Sanidad Ana Mato, que también figura en la lista de dirigentes que recibieron regalos de la trama como viajes gratis. Sepúlveda se fue del PP con una indemnización millonaria por los servicios prestados al partido, nada menos que 229.000 euros, tras varios años en los que siguió en nómina de la formación a pesar de la imputación.

Entre 1998 y 2003 -cuando inició su periplo como alcalde de Pozuelo- Sepúlveda trabajó en Génova 13 como secretario ejecutivo electoral del PP, es decir, el responsable de la organización de las campañas y mítines, cargo desde el que colaboró estrechamente con las empresas de Correa.

Una sede bajo sospecha
La sede del PP figura así en los registros del contable de Correa y en los informes policiales como punto de entrega de dinero fraudulento y Bárcenas ha asegurado que se trabajaba habitualmente en negro. Pero es que la propia sede del partido presidido por Mariano Rajoy podría haber sido reformada con fondos en B, punto que intenta esclarecer en su investigación el juez Pablo Ruz.