Nueva victoria judicial para el PP: entre el antiguo tesorero del Génova Luis Bárcenas y la dirección del partido no hubo relación laboral alguna entre 2010 y 2013, sí se produjo un contrato simulado y ante tal situación, la petición de Bárcenas de que existiera un despido no se admite. Así lo ha sentenciado la Sección V de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid quien de todos modos, remitirá el caso a la Fiscalía del TSJM por si existiera fraude por parte del Partido Popular.

Y no solo a la Fiscalía. Se dará traslado a los efectos oportunos a la Tesorería General de la Seguridad Social, al Servicio Público de Empleo Estatal y a la Inspección Provincial de Trabajo. También tendrá que intervenir la Agencia Tributaria al no corresponderse los ingresos percibidos de la empresa  por el demandante con sus rentas de trabajo.

¿Cotizaciones legales, o no?
La razón de indicar a estos organismos que investiguen es que al  haberse simulado por las partes una relación laboral, aspecto este reconocido por la propia empresa – el PP- como ya lo contó en su día su presidente María Dolores de Cospedal, la Sala considera que se habrían efectuado cotizaciones que no proceden legalmente y que pueden tener incidencia en futuras prestaciones de la seguridad social.

Un negocio bajo la cobertura de otro
La conclusión a que llegan los jueces es que frente a lo que afirma Bárcenas, (que existía relación laboral), se produjo una situación de simulación con una indemnización diferida cuya causa no se puede determinar, la sala no tiene suficientes elementos para saberlo . La simulación es lo que en derecho se considera una conducta antijurídica que tiene por función realizar un negocio jurídico bajo la cobertura de otro que en la realidad no existe.

21.000 euros al mes
Al no haber relación laboral entre el 16 de abril de 2010 y el 31 de enero de 2013, no pudo existir un despido cuando Bárcenas fue dado de baja en la Seguridad Social. Esta baja de cotización es la que alegaba el antiguo tesorero para argumentar que se había producido un despido tácito. Luis Bárcenas que figuraba en la nómina del PP con la categoría de licenciado, percibía una remuneración bruta al año de algo más de 255.000 euros, lo que al mes sumaba una cantidad ligeramente superior a los 21.000 euros.

Primero con Alianza Popular
La ajetreada relación laboral de Bárcenas con el partido de sus amores –hasta no hace mucho- se inició el 2 de marzo de 1982 y en ese primer periodo duró hasta el 27 de septiembre de 1987. En esa fecha, Juan Avila, el gerente nacional de lo que entonces era aún Alianza Popular, rescinde su contrato en base a que Bárcenas había faltado al trabajo tres días después de un permiso sin sueldo.

Cuatro millones de 1987
En la negociación posterior se llega al reconocimiento por parte de la empresa – siempre el PP- de  despido improcedente. Bárcenas percibe cuatro millones de pesetas de la época en concepto de finiquito e indemnización, e ingresa en las filas de quienes perciben el desempleo que le dura hasta el 30 de enero de 1989. Dos días después de que se le acabe el paro, el 1 de febrero de ese mismo año ingresa de nuevo en el PP como licenciado.

Flamante gerente
Diez años más tarde, el 20 de abril de 1999, del mismo modo que ocurriría en febrero de 2002 y noviembre de 2004, con Javier Arenas y Angel Acebes representando al partido, Bárcenas recibe poderes para ejercer como gerente del Partido Popular.

Y brillante tesorero
 Y cuatro años más tarde, en junio de 2008, se le otorgan poderes como Tesorero, esta vez ostentando la representación del PP Álvaro de la Puerta. Estos poderes son de nuevo otorgados en junio de 2008, de la mano de María Dolores de Cospedal que actúa en nombre del partido.

Poderes revocados
Por poco tiempo. En febrero de 2009, Luis Bárcenas fue imputado en el caso Gürtel, en el procedimiento instruido por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. La propia María Dolores de Cospedal revoca el otorgamiento anterior el 5 de octubre de 2009 y por si hubiera dudas, en abril de 2010 de nuevo Cospedal revoca la totalidad de los poderes conferidos al tesorero, que deja de serlo definitivamente.

Del partido al Senado y vuelta
Hay que añadir que aun así, en esos años, entre 2004 y 2010, Bárcenas había pedido una excedencia forzosa en el partido en base a su nombramiento como senador. A efectos de Seguridad Social, este concepto habría sido abonado por las Cortes españolas. Hasta su renuncia al escaño en 2010.

Más de 700.000 euros en tres años
Su regreso ese año es el que conforma esta compleja etapa laboral final. Vuelve a ser dado de alta en el Régimen General el 16 de abril de 2010 y de baja el 31 de enero de 2013 en concepto de dimisión. En ese periodo de tiempo, Bárcenas habría percibido un total de 719.502 euros brutos, que se desglosan en 194.440 euros en 2010; 251.204 euros en 2011; 255.600 euros en 2012 y 18.257 euros en 2013. La retención a cuenta del IRPF ascendería a 295.043 euros.

Despacho, coche y chófer
Durante tiempo, desde el 2010 al 2013, Bárcenas utilizó un despacho en la sede de Génova, 13, teniendo a su disposición y proporcionado por el PP un vehículo Marca Audi con conductor, así como servicio de informática, secretaria personal y el personal necesario.

Trabajo simulado, cestas navideñas reales
Si bien se dictamina se trató todo de una simulación, lo cierto en que en las Navidades de 2010 a 2012 incluidos, en casa del tesorero se recibieron cestas de Navidad bien reales, procedentes de su empresa. Contaba además con una cuenta de correo con extensión pp.es en las que la justicia pudo comprobar se utilizaban de forma personal por parte de Bárcenas o su esposa.

Reservas de hoteles, pagos de Audis
Es decir, esta cuenta de correo electrónico servía para realizar reservas de hoteles, compras billetes de avión y trenes, tramitación de pólizas de seguros, o incluso al abono de cantidades pendientes, que tendrían que ver con un vehículo modelo TT Roadster, A4 y Q7 de marca Audi. También figuraban recibos de dividendos de acciones.

Las cosas no van bien
Las cosas habían empezado a ir mal cuando en marzo de 2012 la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional resuelve continuar el procedimiento contra Bárcenas sobreseído provisionalmente por el TSJM y va a peor cuando en febrero de 2013 prestó declaración por el asunto de los sobresueldos a instancias de la Fiscalía Anticorrupción.

Demanda laboral
Para entonces, desde enero, ya se había producido el no despido de Bárcenas que no tenía relación laboral con el PP, de acuerdo con la actual sentencia de la Sala V de lo Social. Él ex tesorero presentó una demanda ante la titular de lo social del juzgado número 16 María José Ceballos, por considerar que sí existía ese vínculo.

Muchas cosas en poco tiempo
Al menos un año y medio tardó la jueza  en resolver. Un año y medio en que a Bárcenas le ha pasado de todo, y a su empresa también. Después el recurso de suplicación ante el TSJM. Y tras muchas aventuras judiciales, cárcel y actuaciones ante los tribunales, llegamos a este auto sentencia que, eso sí, todavía es susceptible de ser impugnada ante el Tribunal Supremo.