Con apoyo de la caverna mediática, el Partido Popular parece empeñado en presentar como una reedición del Pacto del Tinell (acuerdo alcanzado en 2003 para un Gobierno catalanista y de izquierdas en la Generalidad de Cataluña), lo que no es más que un compromiso por "la regeneración democrática" suscrito en la región de Murcia por partidos tan diversos entre sí como PSOE, UPyD, Ganar la Región de Murcia, Podemos y Ciudadanos.

Así lo vende Libertad Digital
"Un Pacto del Tinell a la murciana. De esa manera tan descriptiva se empieza a conocer ya el acuerdo alcanzado por los principales rivales del PP, en virtud del cual, los cinco partidos se comprometen a no permitir un Gobierno popular en caso de que el partido de Rajoy no alcance en Murcia la mayoría absoluta en las elecciones del próximo 25 de mayo”, se afirma desde Libertad Digital, el periódico que dirige Federico Jiménez Losantos.

Negativa a pactar con corruptos
Unos argumentos similares a los utilizados este jueves en El Cascabel al Gato, la tertulia política de 13 TV en la que también presentaron como un “intento de aislar al PP” lo que no es más que una negativa por parte de cinco formaciones política a “establecer acuerdos de Gobierno ni de investidura con partidos políticos que cuenten entre sus cargos públicos con imputados (o figura legal equivalente) por delitos de corrupción”.
Fin a la hegemonía del PP
Clausula que, salvo en el caso de obtener mayoría absoluta (posibilidad que descartan la totalidad de encuestas conocidas hasta la fecha), acabaría con la hegemonía del Partido Popular en Murcia debido a que su candidato, Pedro Sánchez, está siendo investigado entre otras cuestiones por la construcción de un auditorio en el municipio de Puerto Lumbreras cuando era alcalde.

Murcia, campeona en corrupción
Tal y como informó ELPLURAL.COM, Ramón Luis Valcárcel, ex Presidente de Murcia y actual eurodiputado del PP, ha ejercido y ejerce un poder absoluto y total en esa Comunidad Autónoma, ejemplo de burbuja inmobiliaria ligada a la corrupción política. De hecho, la región de Murcia es la que más procesos judiciales tiene abiertos por delitos relacionados con la corrupción urbanística y también la que más políticos tiene imputados, de todos los partidos aunque los del PP ganan por goleada.

La designación
Cabe recordar que Valcárcel designó a dedo a su sucesor, Alberto Garre, quien no lleva un año en el cargo y que no repetirá. De ser íntimos han pasado a odiarse, al menos Valcárcel le acusa de no impedir que él y su familia se vean inmersos en la investigación de un chanchullo urbanístico. El ex presidente ha dejado claro que en Murcia sigue mandando él y ha conseguido que Rajoy acepte a su nuevo delfín, Pedro Antonio Sánchez, consejero de cultura y ex alcalde de Puerto Lumbreras.

Un candidato cuestionado
Pedro Antonio Sánchez fue imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia por cohecho, pero además se le investiga por los presuntos delitos de prevaricación y de la infidelidad en la custodia de documentos, todo ello por la adquisición de un dúplex.