De acuerdo con el informe de autopsia del Instituto de Medicina Legal de Granada de fecha 26 de junio de 2015, notificado en el día de ayer, la causa de la muerte de José Antonio Martínez Jiménez, el montañero fallecido el 4 de abril de 2015 en el Cañón del Wandras en el Gran Atlas (Marruecos),se produjo por Síndrome asfíctico, siendo la causa fundamental la Asfixia mecánica por Sumersión y Compromiso respiratorio.


Esta conclusión es contraria a lo que constaba en el informe emitido por el Bureau D’Hygiene Communal Service Medico-Legal de Marruecos el 8 de abril de 2015, donde se hablaba de "muerte por hipotermia".


Heridas no mortales
Así mismo, en el mencionado informe del Instituto de Medicina Legal granadino se pone de manifiesto que las lesiones derivadas del accidente deportivo que sufrió Don José Antonio Martínez Jiménez no fueron mortales.

Versión de los compañeros
Desde el despacho de Abogados ILOCAD, dirigido por Baltasar Garzón, que representa los intereses de la viuda y la familia de la víctima, se resalta que este informe viene a confirmar, de forma contundente, las declaraciones efectuadas por los montañeros que acompañaron a Don José Antonio que su fallecimiento no fue debido a la caída sino por la posible negligencia producida por parte del equipo de rescate marroquí.

Más investigación
Esta circunstancia exige que la investigación continúe para determinar la posible participación en los hechos de los distintos actores implicados y que se expliquen tales circunstancias por las autoridades españolas que estuvieron al corriente del desarrollo de los mismos.