El despacho de abogados ILOCAD SL que dirige Baltasar Garzón ha solicitado al titular del juzgado de instrucción número 7 de Granada que recabe información sobre los hechos que tuvieron lugar en la muerte del montañero José Antonio Martínez que falleció en la cordillera del Atlas de Marruecos  en el  cañón de Uandras, provincia de Uarzazate. La viuda de la víctima, Julia Ordóñez  y la familia del montañero se dirigieron al juez para pedir su ayuda en el esclarecimiento de lo sucedido al tratarse de una jurisdicción extranjera. El bufete les representará pro bono, renunciando al cobro de honorarios.



La personación se produjo hace casi un mes, el pasado 27 de mayo ante el Juzgado de Instrucción mediante un escrito  que refería el hecho de que “los familiares de la víctima carecen de información exhaustiva sobre lo sucedido encontrándose en situación de desamparo ante noticias contradictorias vertidas por los medios de comunicación y por algunos testigos presenciales. Estas noticias han señalado en ocasiones a autoridades marroquís y en otras a autoridades españolas sin conocer realmente lo sucedido ni las circunstancias exactas”.

Establecer responsabilidades
“La información es imprescindible para poder determinar las eventuales responsabilidades a que hubiere lugar, competencia y circunstancias en las que ocurrieron los hechos y para ello se ha propuesto una serie de diligencias a su señoría”, explica la nota que ha hecho pública el despacho de Garzón.

El equipo de rescate
Entre las pruebas solicitadas se  ha pedido que el juez emita oficio para que la Federación Andaluza de Espeleología certifique la identidad de las personas que se trasladaron a Marruecos para las operaciones de rescate, la relación de medios materiales que trasladaron y pusieron a disposición de las autoridades de dicho país para llevar a cabo este rescate.

¿Existe causa abierta en Marruecos?
 Asimismo, “se ruega oficio al Ministerio de Asuntos Exteriores para conocer los medios materiales y personales ofrecidos a Marruecos para realizar estas tareas de salvamento. Además, para que  informe al Juzgado sobre si existe alguna causa abierta en Marruecos investigando los hechos y si así fuera, si se ha designado un abogado para que se persone en representación de la familia del ciudadano español fallecido,  dando cumplimiento a la obligación de protección diplomática y consular”.

Informe de Interior
El escrito inicial se amplió el 28  de mayo, pidiendo al juez  que librara oficio al Ministerio del Interior “a fin de que la Dirección General de la Policía, (División de Cooperación Internacional), remita al Juzgado el Informe emitido por el Subinspector de Apoyo Operativo de la Embajada de España en Marruecos que realizó con motivo de la búsqueda y posterior intento de rescate de D. José Antonio Martínez Jiménez”, continúan.

El testimonio de Julia
“En segundo lugar se ha solicitado el testimonio de doña María Julia Ordóñez García en base a las comunicaciones que mantuvo o pudo mantener con la representación diplomática española, el grupo de rescate o cualquier otro organismo español o marroquí que pudiera haber intervenido”. Concluyen: “Ilocad ha solicitado oficialmente al Ministerio de Asuntos Exteriores el acceso a las actuaciones desempeñadas a través de sus representantes en Marruecos”.