La Comunidad de Madrid ha suspendido las próximas elecciones a rector en la Universidad Complutense, alegando que la institución no ha modificado todos sus estatutos para adecuarlos a la normativa vigente y sólo ha introducido cambios en los artículos 73 y 76. Esta mañana se debían haber convocado oficialmente las elecciones pero el rector, José Carrillo, sólo ha podido ofrecer una rueda de prensa donde ha negado las acusaciones de la Comunidad de Madrid y ha achacado su decisión a las presiones recibidas para que se expediente a Juan Carlos Monedero, profesor de la Complutense, por no haber avisado a la Universidad del cobro de 425.000 euros por parte de países latinoamericanos.

Carrillo, que ha presentado esta mañana un recurso de amparo al Tribunal Superior de Justicia de Madrid del que espera recibir noticias en una semana, ha hablado con ELPLURAL.COM sobre la situación generada por la Comunidad de Madrid y sobre las presiones recibidas en torno al caso Monedero.

"Se han extralimitado"
El rector cree que la decisión del Gobierno de Ignacio González "no es lógica" y que "se han extralimitado". "No podían de ninguna forma exigirnos reformas los estatutos. La Comunidad se tiene que pronunciar sobre las modificaciones, no sobre los estatutos. Hasta hace una semana no han puesto ninguna pega a los cambios realizados".

Las exigencias de González
Tanto en público como en conversación con este periódico, Carrillo sospecha de que las presiones sobre el caso Monedero hayan propiciado la decisión del Gobierno regional. El rector cita las declaraciones públicas de Ignacio González el pasado 6 de febrero en que le requería ya una sanción para el profesor y líder de Podemos. "No sé quién es este señor para exigirme ninguna sanción contra nadie, eso es una violación de la autonomía universitaria", señala el rector.

"Sabemos que es culpable"
Pero Carrillo no se queda ahí y también habla de "llamadas telefónicas" para presionarle, como la de "la consejera [Lucía Figar] me exigió la pronta resolución diciéndome 'sabemos que es culpable'. Pero ya les he explicado que en estos casos ninguna sanción se pone antes de un año".

"Tenemos un personal reducido"
Sobre el tiempo que la Universidad tarda en resolver asuntos similares, Carrillo asegura que "es lo normal, no tengo doscientos jueces aquí. Tenemos un personal reducido, y más con la tasa de renovación que nos imponen, y con bastantes tareas al cargo". Y pone un ejemplo, "hace dos semanas que han terminado la investigación sobre el departamento de anatomía, y se encargó en mayo. Y es un asunto más importante que el de Monedero".

"González quiere la cabeza de Monedero"
Además, recalca que cuando se trata de expedientes disciplinarios "son confidenciales, no se pueden publicar y yo no los conozco hasta que termine de trabajar el inspector jefe y me lo presente".  "No hay argumentos académicos para darse más prisa, más allá de los mediáticos y de que Ignacio González quiera la cabeza de Monedero por razones políticas", añade.

51 millones a pagar
Por otra parte, el enfrentamiento no se circunscribe en exclusiva a Monedero, y Carrillo cree que "quizás no les gusta mucho que salga reelegido unas semanas antes de las elecciones" o que "estén enfadados porque les hemos ganado un juicio y nos tienen que pagar 51 millones, aunque estos asuntos suelen ser lo normal entre instituciones".