Era una "versión no corregida". Ésta ha sido la explicación que ha dado el magistrado Enrique López tras presentar un escrito a la Audiencia Nacional con más de 50 faltas ortográficas donde se negaba a abstenerse en el caso Gürtel. Así lo recoge Info Libre que  ha tenido acceso a un comunicado del juez donde achaca a "un error informático" que se enviase esa versión y pide que se le acepte la final, aunque ya está fuera de plazo.

El texto presentado por Enrique López contenía más de 50 errores ortográficos. Algunos tan escandalosos que, por mucha "versión no corregida" que fuese, evidencian un  gran 'problema' ortográfico. Por ejemplo, el momento en que negaba cualquier tipo de parcialidad política: "vallamos por partes", explicaba el magistrado.

50 erratas
Entre los muchos errores ortográficos se encuentran mayúsculas en minúsculas, falta de tildes o errores de género y número como “inadvertido la“, “su miembros“, “la que se encuentran“, “la mencionadas", “la mismas", “una de ellos“ o “esta dudas”. También, en el texto que envió el magistrado a la Audiencia Nacional se encuentran frases sin sentido como "se alega de por todas las partes" y "en para las primeras".

Sus vínculos con el PP
López, vinculado estrechamente al Partido Popular, será el ponente del tribunal que juzgará a los procesados por la primera pieza del caso Gürtel, desde 1999 y 2005. Las acusaciones han pedido que renuncie a tomar parte en este proceso.

El juez sirvió de ariete contra Zapatero, entre 2002 y 2008, como portavoz del Consejo General del Poder Judicial –a donde llegó gracias, precisamente al PP- contra leyes socialistas como el aborto y el matrimonio homosexual, o contra la negociación con ETA y el Estatut.

Rajoy le impuso a dedo
El PP en el Gobierno le llevó también con su voto al Tribunal Constitucional, en 2013 a pesar del rechazo unánime de toda la oposición por su claro alineamiento al partido, y, además, porque carecía del prestigio y experiencia, ya que no acumulaba los 15 años requeridos. El Ejecutivo popular lo impuso gracias a la cuota que le correspondía en ese órgano, después de su fracasado intento años antes por la vía del Senado.

Su forzada dimisión
A pesar de tanto empeño, López se vio forzado a dimitir como integrante del Constitucional en junio de 2014 tras ser cazado de madrugada conduciendo ebrio y sin casco por el paseo de la Castellana de Madrid. El magistrado terminó reincorporándose a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Colaborador de FAES y La Razón
Ha sido un colaborador activo de la Fundación FAES, que preside José María Aznar, que fue quien le aupó al Consejo General del Poder Judicial en 2001; un tertuliano habitual de cadenas conservadoras, como Intereconomía, en su etapa como portavoz del órgano de los jueces; además, es columnista de La Razón, donde ha defendido su postura ultraconservadora y radical sobre temas como el fin del terrorismo de ETA, el matrimonio homosexual o la violencia de género.

Vinculado a través de un familiar a un empresario de Gürtel
En lo que respecta al caso Gürtel, además de su relación estrecha con el PP, Enrique López, tiene en su contra su vinculación a la trama a través de uno de los empresarios imputados, José Luis Ulibarri. Miguel Manovel, casado con una hermana del magistrado, trabajó para Ulibarri como directivo y miembro de los consejos de varias de sus empresas.