“En el próximo Consejo de Ministros se sentará un hombre que sí entiende y sabe de Juego. El que fuera Secretario del Consejo de Administración de CODERE y todavía hoy uno de los Patronos de la Fundación que gestiona la Multinacional, ha sido nombrado nuevo Ministro de Justicia por Mariano Rajoy”. Así expresaba ayer su satisfacción por el nombramiento de Rafael Catalá Polo la revista Azar plus publicación digital de la revista Azar, Líder y Decana del Sector de Juego.

Siguiendo la vehemente afirmación del digital especializado en temas vinculados a la fortuna, el titular de Justicia hasta ayer secretario de Estado de Infraestructuras, ha seguido manteniendo su relación con la principal empresa de juego española y europea, mediante su Fundación incluso como miembro del Gobierno –Secretario de Estado- en el Ministerio de Fomento en diciembre de 2011.



Un elogio a Catalá
Azar plus abría la publicación ayer, día 24, de esta manera: “Rafael Catalá, Patrono de la Fundación CODERE, nombrado nuevo Ministro de Justicia”. Tras el párrafo inicial, se acomete un breve elogio del nuevo miembro del ejecutivo de Mariano Rajoy.

“Presente y protagonista en los foros”
 “Inteligente, razonable y de muy buen trato, el señor Catalá ha estado presente y ha sido protagonista en muchos de los foros sectoriales haciendo gala tanto de sus amplios conocimientos, como de sus buenas maneras. Enhorabuena”.

¿Es correcto que sea patrono?
¿Es correcta esta pertenencia a una Fundación privada ligada al mundo de las apuestas por parte de un antes miembro del Gobierno como secretario de Estado y ahora ministro de Justicia? Los expertos lo analizarán pero hay que decir que desde luego, bonito no queda. “Si se pide permiso para pertenecer a una Fundación generalmente se concede cuando se trata de un tema solidario o humanitario. No parece el caso”, manifestó a ELPLURAL.COM un experto en temas de la Administración del Estado.

Millones de euros en ingresos
 Tras su primer paso por el Ministerio de Justicia, como Secretario de Estado, en 2006 Catalá recaló en CODERE como secretario general de la una multinacional. En una entrevista realizada en Expansión en abril de 2011, el periodista Xavier Gil Pecharromán, afirmaba de la empresa: “En el último ejercicio ingresó 1.127 millones de euros y acumula 14 meses consecutivos de alzas en el Mercado Continuo. Codere refleja así una imagen de 'sostenibilidad y de crecimiento futuro', un mensaje que el secretario general de la compañía, Rafael Catalá, envía a los inversores”.

Después de Aznar… CODERE
Añadía el periodista: “El que fuera Secretario de Estado de Justicia durante el Gobierno de Aznar advierte a Expansión de la situación “crítica” que atraviesa el sector en España y hace un balance de los dos meses de vigencia de la ley de juego. Catalá lleva al frente de la empresa desde 2006.

La vida da muchas vueltas…
En este sentido preguntaba al responsable de CODERE: ¿Una victoria del Partido Popular le haría volver a la política? A lo que Catalá contestaba: “La vida profesional da muchas vueltas. Soy un servidor público, ahora estoy trabajando en el sector privado pero no descarto volver a la administración, bien en puestos técnicos o bien en puestos de responsabilidad política”.

Rajoy gira la ruleta
¡Bingo! Nunca mejor dicho. En diciembre de ese año el experto en juego aterrizó en la Secretaría de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento. Y su carrera llegaría a una cúspide brillante en el 2014 con el nombramiento este 23 de septiembre como ministro de Justicia, tras la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón. Mariano Rajoy hizo girar la ruleta y el pleno fue para Catalá.

Fundación sin ánimo de lucro
Pero el nuevo y máximo responsable de la Justicia en nuestro país no se ha desligado de sus viejos compañeros del juego ya que al menos hasta ayer seguía siendo patrono de la Fundación CODERE que “es una organización sin ánimo de lucro creada con el fin de vertebrar y articular actividades orientadas al estudio, análisis, evaluación, desarrollo normativo y evolución de la industria del juego”, según su propia definición.

Mejorar políticas públicas
Se constituyó a finales de 2007 “con el objetivo de impulsar y colaborar en iniciativas, tanto nacionales como internacionales, que permitan la mejora y el desarrollo de las políticas públicas sobre el Juego de Azar y las estructuras en las que esta industria se asienta”. Tienen también como finalidad “promover, en el ejercicio de su compromiso social y educacional, el desarrollo de las comunidades locales en las que lleve a cabo sus actividades”.

El negocio del juego en muchos países
“La Fundación CODERE es una iniciativa de CODERE, multinacional española, referencia en el sector del juego privado en Europa y Latinoamérica, que cotiza en Bolsa en España y gestiona, en el 2014, 51.664 terminales de juego, 172 salas de juego, 1.640 puntos de apuestas y participa en la gestión de 2 hipódromos en Argentina, Brasil, Colombia, España, Italia, México, Panamá y Uruguay”, se relata en la página web de la Fundación.

El Patronato
En cuanto al Patronato, indican que “está compuesto por: D. José Antonio Martínez Sampedro, Presidente; D. José Ignacio Cases Méndez, Vicepresidente; D. Rafael Catalá Polo, Vocal; Dª. Beatrice Rangel, Vocal; D. Juan José Zornoza Pérez, Vocal. El Director de la Fundación y Secretario del Patronato es: D. Germán Gusano Serrano. Martínez Sampedro y Beatrice Rangel son altos responsables de CODERE. Zornoza, Cases y Gusano, pertenecen al mundo jurídico y universitario.

¿Fundación solidaria?¿Humanitaria?
¿Presenta esta Fundación ese barniz de solidaridad o actuación humanitaria que permita entender el desempeño del antes secretario de Estado y ahora nuevo ministro como patrono de la misma? Veamos: Entre los objetivos que inspiran a la Fundación CODERE figura según afirman: “convertirse en lugar de encuentro de las instituciones públicas y privadas de la Industria del Juego, favoreciendo la colaboración entre ambas".

Transmitir la imagen del juego a la sociedad
“También –indican- actuar como interlocutor ante todas las instancias necesarias, con el fin de transmitir a la sociedad una imagen fiel de la actividad del Juego de Azar. Por último, pretende desempeñar el papel de representante cualificado de las opiniones, intereses y necesidades de la Industria del Juego ante la sociedad, los medios de comunicación y los poderes públicos.” No va más.