El expresidente de Baleares Jaume Matas. EFE/Archivo El expresidente de Baleares Jaume Matas. EFE/Archivo



El PP ha respondido a la solicitud de explicaciones del PSOE por lo que considera un “indulto encubierto” el tercer grado penitenciario concedido al expresidente balear Jaume Matas; lo ha hecho Carlos Floriano, este miércoles, en una entrevista en RNE, donde ha calificado de “ejemplar” el proceso judicial.

"Un elemento de ejemplaridad"
Floriano ha destacado que el exdirigente popular fue obligado a entrar en prisión con una condena de nueve meses de prisión. "Aquí nadie entraba en la cárcel por una sanción penal por encima de los dos años y Matas ha entrado a los nueve meses en un elemento de ejemplaridad que quiero subrayar", ha dicho el número tres del PP.

Fernández Díaz dice que "no hay nada que ocultar"
Jorge Fernández Díaz también se ha referido al tercer grado concedido a Matas, y que ha provocado una amplia polémica, con eco en las redes sociales. El ministro ha afirmado que "no hay nada que ocultar" al respecto, que en el tercer grado a Matas se ha cumplido "escrupulosamente" el reglamento penitenciario que faculta al Ministerio Interior a tomar esta decisión por iniciativa propia en determinadas situaciones.

Sin unanimidad en Prisiones
Según ha dicho Fernández Díaz, la concesión del tercer grado a Matas fue acordada por Ángel Yuste, secretario general de Instituciones Penitenciarias, quien, dijo, goza de su "absoluta confianza personal y política" y que tomó la decisión sobre el expresidente balear en uso de sus competencias.

Fernández Díaz explicó que el Reglamento penitenciario atribuye al responsable de Prisiones la competencia de decidir sobre el tercer grado de un recluso cuando "no hay unanimidad" en la Junta de Tratamiento de una cárcel, como sucedió en la prisión de Segovia, donde los funcionarios tenían opiniones distintas sobre si cambiar de grado penitenciario a Matas.

Matas sólo tendrá que ir a la prisión a dormir
Ante esta situación, el ministro dijo que Yuste, "ponderando los votos de unos y otros" en la Junta de Tratamiento de la cárcel de Segovia, decidió situar en tercer grado al expresidente balear, lo que le permitirá ir sólo a dormir al centro penitenciario.

El PSOE cree que es un indulto encubierto
El PSOE había pedido explicaciones por lo que consideran un “indulto encubierto”, y en contra del informe de la Junta de Tratamiento de la prisión de Segovia que aconsejó que Matas fuera clasificado al segundo grado penitenciario. El Ministerio del Interior, en una decisión estrictamente administrativa, decidió darle el tercer grado que le permite salir de la prisión y solo volver a dormir, tres meses después de haber ingresado en la cárcel.

En Twitter, la medida ha tenido amplia repercusión y alguno se pregunta si esto forma parte de la regeneración democrática que dice impulsar el Gobierno.