El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha acusado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de "hacer carambolas y cambalaches" para intentar llegar a la Moncloa. "Al señor Sánchez no le cuadran las cuentas o sus principios", ha repetido más de una vez el dirigente popular.

"Tomadura de pelo a los españoles"
En rueda de prensa tras la intervención del líder socialista, Hernando ha calificado de "tomadura de pelo al conjunto de los españoles" la decisión de Pedro Sánchez de intentar formar Gobierno, si Rajoy renuncia a hacerlo. En su opinión, Sánchez "se equivocó al leer el resultado de las urnas. que dio al PP la mayoría de votos, aunque no suficiente para formar gobierno.

Que acepte la invitación de Rajoy
"Con 89 diputados pretende decir que puede desbloquear" la actual situación, ha dicho Hernando, que ha responsabilizado de este escenario a Pedro Sánchez. Sobre la disposición manifestada por Sánchez de hablar con todas las fuerzas políticas, incluido el PP, el portavoz popular le ha respondido que si quiere dialogar que acepte la invitación que le ha hecho Rajoy.

El PP no apoyará la investidura de Sánchez
Preguntado sobre si el PP estaría dispuesto a negociar una posible investidura de Sánchez, el portavoz popular ha respondido que "estamos dispuestos a dialogar para que se produzca que gobierne quien más votos ha sacado, el partido que más respaldos ha tenido", o sea, el PP.
Hernando, que ha eludido responder sobre cuál será la decisión de Rajoy esta tarde, ha asegurado que quien "ha cambiado su actitud ha sido el señor Sánchez".

Barberá debe dar explicaciones
"Resulta chocante y frustrante que el señor Sánchez vuelva al principio. El único que tiene problemas para llegar a acuerdos es el señor Sánchez", ha afirmado Hernando, que ha acusado al líder socialista de perpetuar el bloqueo, que, según ha remarcado, afecta al "el empleo y el crecimiento".

Hernando ha sido preguntado por la situación de la senadora Rita Barberá, en medio del macro-escándalo en Valencia.  Su respuesta ha sido que "la señora Barberá debe dar explicaciones, y la decisión que tome será la que tenga que tomar". Es un cambio de postura en el partido ante la delicada situación de la exalcaldesa. El propio Mariano Rajoy afirmaba recientemente que estaba "limpia".