Mayo fue el mes en el que Mariano Rajoy lanzó aquella escandalosa pregunta con la que pretendía demostrar que lo de la recuperación iba en serio: “¿Quién habla hoy de rescate, la recesión o el paro?”, dijo el presidente. Pues bien, la respuesta le llega este miércoles. El 79,4% de los ciudadanos  plantea espontáneamente el paro como el principal problema del país, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente a mayo.

La mayoría cree que la situación económica es peor 
Cuando se pregunta por la situación económica, el 42,3% responde que es mala, y el 29,8% la ve muy mala, frente a un escaso 2,7% que dice que es buena y el 24,8 que la califican de regular. En cuanto a si es mejor que hace un año, así lo ve el 20%, frente al 50,7% que la cree igual y el 28% que, incluso, la considera peor.

Sobre la situación económica que nos espera el próximo año, el 43,1% cree que todo seguirá igual, el 13,1%, que será peor frente al 29,3% que piensa que estará mejor.

Cuando se les pregunta por la situación política, en particular, el 35,7% la ve peor, frente al 54,7% que piensa que sigue igual y el 6,4% que la califica de mejor.

La corrupción, el otro gran problema
La corrupción política es la otra gran preocupación de los españoles y ha aumentado respecto al año pasado. El 50,8% de los encuestados la citan entre sus inquietudes. Hay un incremento respecto al barómetro de abril, cuando la mencionó el 48,6% de los consultados

Un 20,9% mencionan la corrupción sin que le fuera sugerido por el encuestador. El 14,3% dicen que la corrupción es el problema español que más les afecta personalmente.