[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"25067","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-327026","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"368","alt":"Imagen tomada de televisi\u00f3n del nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Andradas, durante una entrevista con Efe. EFE"}}]] Imagen tomada de televisión del nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Andradas, durante una entrevista con Efe. EFE



El nuevo rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Andradas, cree que la protesta en una capilla de la UCM por la que está imputada la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, no debería tener repercusión política ni invalida a la concejala para puestos de responsabilidad.

El contexto 
En una entrevista, Andradas expone que vivió con "tranquilidad" esa protesta contra la presencia de capillas en la universidad pública, que tuvo lugar en 2011. "Las cosas hay que situarlas en la perspectiva que tiene", argumenta Andradas, que recuerda que el caso se produjo "en un determinado contexto" y hace "media docena de años".

Magnificación de lo sucedido
"No me parece que sea una cosa que tenga que tener repercusión como para que la invalide para determinados puestos y responsabilidades", opina el rector, para quien este tipo de sucesos "se intentan magnificar tanto por un lado como por el otro". A juicio de Andrados, los responsables deben intentar garantizar el "respecto máximo" a las creencias, incluidos los espacios que representan esas creencias, "mientras existan". "Hay que respetarlos", señala antes de reconocer que la cuestión de fondo es "si deberían existir o no".

Modelo laico
El modelo que defiende el nuevo rector es un modelo laico en el que los espacios religiosos y de culto "deberían estar en otros sitios". No obstante, Andradas matiza que esos espacios "ahora existen, forman parte de una tradición, una historia, acuerdos que seguramente tampoco pueden cercenarse ni romperse de un día para otro". En conclusión, el responsable de la Complutense defiende un proceso "gradual", que primero convierta los espacios existentes en "multiconfesionales"; y luego que "a lo mejor ni siquiera existan".