El Gobierno sigue actuando con su impunidad característica en lo que respecta a sus actuaciones contra la inmigración en Melilla. Cuatro meses después de que Amaiur pidiera por escrito acceder a las grabaciones oficiales de lo que ocurrió en la frontera los días 13 y 30 de agosto, cuando se produjeron sendos intento de saltos sospechosos de ser reprimidos violentamente, el Ejecutivo ha respondido a la formación que no pueden visionar las cintas porque han sido borradas.

En la escueta respuesta que han tardado cuatro meses en elaborar, el Gobierno señala que “las imágenes captadas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se conservan conforme a los plazos legalmente establecidos por la Ley Orgánica 4/1997 por la que se regula la utilización de videocámaras en lugares públicos”. Y puesto que el plazo es de un máximo de 30 días, el Ejecutivo justifica que “las grabaciones solicitadas ya no están disponibles”, como recoge la Cadena SER.

Procedimiento abierto
No obstante, como bien denuncia Jon Iñarritu, diputado de Amaiur, la ley también señala que no se podrán destruir las imágenes cuando haya un procedimiento judicial abierto, lo que en este caso sí ocurre puesto que tres ONG denunciaron los golpes recibidos por varios inmigrantes mientras se les realizaba las ilegales "devoluciones en caliente". Hechos que investiga actualmente el Juzgado de Instrucción número 2 de Melilla.

Comparecencia urgente
La respuesta de Amaiur ha sido pedir la comparecencia urgente del ministro del Interior y del secretario de Estado en el Congreso. “La respuesta del Gobierno nos parece escandalosa. Nos preguntamos qué quiere ocultar el Ejecutivo con esta destrucción de pruebas. Esto no es más que un indicio de que ha habido responsabilidades por parte de las autoridades del Estado tanto en la conculcación de derechos humanos de los inmigrantes como en la vulneración de la legalidad tanto nacional como internacional, en lo que se refiere a las conocidas como “devoluciones en caliente”, ha señalado el diputado Iñarritu.

Sin respuesta de Interior
El Ministerio del Interior, preguntado por la emisora de PRISA, se ha limitado a remitir a los periodistas a la respuesta parlamentaria dada a Amaiur, formación que, por su parte, ha enviado la contestación oficial a las ONG personadas en la causa como denunciantes.