[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"41458","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-375714","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"338","alt":"Fachada de la sede de Vitaldent en Las Rozas que hoy ha clausurada despu\u00e9s de que la Asociaci\u00f3n Espa\u00f1ola de Franquiciadores (AEF) haya decidido suspender cautelarmente como asociada a las cl\u00ednicas dentales Vitaldent por supuestamente vulnerar el c\u00f3digo deontol\u00f3gico de las franquicias que obliga a una gesti\u00f3n saneada y transparente. EFE"}}]] Fachada de la sede de Vitaldent en Las Rozas que hoy ha clausurada después de que la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) haya decidido suspender cautelarmente como asociada a las clínicas dentales Vitaldent por supuestamente vulnerar el código deontológico de las franquicias que obliga a una gestión saneada y transparente. EFE



La amnistía fiscal de Rajoy ha propiciado que grandes fortunas y políticos limpiaran sus fondos ocultos, entre ellos algunos investigados, como Bárcenas o los Pujol; también empresarios, y este es el caso de Ernesto Colman, dueño de las clínicas Vitaldent.

17,25 millones cada año ocultos al fisco
Colman regularizó dos millones de euros, según salió a relucir durante la declaración del vicepresidente de Vitaldent, Bartolo Conte, ante la jueza del Juzgado número 2 de Majadahonda, según informaron fuentes solventes, citadas por La Razón.

Conte se refugió en un “no recuerdo”, pero el fiscal se encargó de refrescarle la memoria planteando la cifra, que no es significativa si se tiene en cuenta que los directores de Vitaldent recibía 17,25 millones de euros al año, que ocultaba a Hacienda, según un informe de la Unidad Central de Delincuencia económica y Fiscal de la Dirección General de la Policía.