El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, junto a Mariano Rajoy y Esperanza Aguire, en un acto del PP en Leganés. Foto: PP El alcalde de Leganés, Jesús Gómez, junto a Mariano Rajoy y Esperanza Aguire, en un acto del PP en Leganés. Foto: PP



El alcalde del municipio madrileño de Leganés, Jesús Gómez (PP), ha amenazado, en Twitter, al Grupo socialista en ese ayuntamiento con mandar “cabezas rapadas” a la caseta del PSOE en las fiestas patronales, después del movido pregón del miércoles pasado, que terminó con dos heridos y tres detenidos entre un grupo de personas que protestaba por la venta de un edificio de viviendas del IVIMA a una empresa privada.

"Voy a avisar a unos vallecanos con las cabezas rapadas..."
El alcalde respondió a un mensaje del socialista Pedro Atienza, que invitaba a visitar la caseta del PSOE en las fiestas de San Nicasio: “Al contrario que @alcaldeleganes yo SÍ invito a quién no sea de Leganés se acerque a fiestas de San Nicasio y venga a caseta @PSOELEGANES”, escribió Atienza, a quien el alcalde respondió: “Qué bueno y generoso es usted. Voy a avisar a unos vallecanos con las cabezas rapadas de que usted les invita”, respondió Jesús Gómez en su tuit.

El PSOE pide la dimisión del alcalde
El Grupo socialista en el municipio ha pedido al alcalde popular que dimita y abandone la política, si ese es su forma de tratar a la oposición. Jesús Gómez se defiende con que ha hablado desde la ironía, aunque ha acusado al PSOE de no “defender el orden y convivencia pacífica” y de “alentar a reventadores”. “Me sorprende que los socialistas no condenen el ataque a nuestra caseta ni en el pregón”, ha añadido el alcalde en otro tuit.

Comentarios del alcalde de Leganés

Más de un centenar de personas protestaron en el pregón
Gómez se refería a la protesta escenificada por más de un centenar de personas durante el pregón de las fiestas, el pasado miércoles, contra la venta de un edificio de viviendas del IVIMA a una empresa privada. Los manifestantes continuaron luego su denuncia ante la caseta del PP, especialmente molestos, según narraron testigos al diario El País, porque el alcalde en su intervención afirmó que los que se manifestaban no eran de ese municipio.

Intervención desproporcionada de la Policía, según el PSOE
Durante la protesta ante la caseta del PP la Policía intervino, de manera desproporcionada, según el PSOE, que ya ha anunciado que en el próximo pleno pedirá responsabilidades al alcalde por lo ocurrido. Fuentes del ayuntamiento han dicho que algunos manifestantes intentaron agredir a los agentes. Esa misma noche, fue suspendido un concierto de rap programado por las fiestas, porque los cantantes hicieron manifestaciones contra políticos del Gobierno y el alcalde.