El Ministerio de Defensa ha admitido la petición de baja del servicio de la comandante Zaida Cantera, la oficial acosada por un mando militar que no tuvo entonces el apoyo del ministro, Pedro Morenés. El Ministerio jubila a Zaida por pérdida de las actitudes psicofísicas en acto de servicio como consecuencia del acoso sexual que sufrió y le dará la pensión máxima, según adelanta El Mundo.

El Ministerio zanja de esta manera el expediente abierto tras la solicitud de la comandante de la baja, después de la situación de acoso que vivió y en la que no tuvo apoyo del ministro Morenés, aunque éste recibió hasta cinco llamadas en las que se le intentó denunciar el acoso, a las que él no contestó.

El teniente coronel Lezcano Múgica la agredió en un parking
Zaida Cantera contó en el programa Salvados cómo denunció a sus superiores la situación y éstos taparon sus denuncias y la sometieron posteriormente a un atropello laboral. El ministro de Defensa, Pedro Morenés, rechazó dar explicaciones en el Congreso a la oposición tras la denuncia de la diputada de UPyD Irene Lozano, que sólo consiguió que la llamara el jefe del Estado Mayor del Ejército pero para proponerle un acuerdo para proteger al general Pardo de Santayana, implicado en la persecución a la oficial.

La comandante denunció que el teniente coronel Lezcano Múgica llegó a agredirla en un parking de la base militar después de que ella le hubiera rechazado en varias ocasiones. Según relató, era muy feliz con su carrera militar y eso quedó truncado tras el acoso.